Gobierno dice que delitos bajaron en zona costera y refuerza barrios más pobres

El Ministerio del Interior entiende que su plan de seguridad redujo el índice delictivo en los barrios costeros pero deberá reforzar las áreas con mayor pobreza
Al tiempo que en 2015 aumentaron los homicidios y las rapiñas en comparación con el año anterior, el Ministerio del Interior anuncia que se volcará sobre los barrios de las zonas oeste y norte del centro de Montevideo al advertir que seis de cada diez asesinatos ocurren en esa área de la ciudad. El gobierno señala como un logro el descenso del delito en la franja costera pero admite que todavía no pudo controlar las zonas con más pobreza.

Durante su comparecencia ante la Comisión Permanente, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, informó que en 2015 hubo 289 homicidios, 7,8% más que los 268 registrados en 2014. Según dijo, seis de cada diez ocurrieron en las jurisdicciones de las seccionales 24, 17, 18 y 19, que corresponden a los barrios Casabo, Cerro Norte, Cerro, La Teja, Villa García y Piedras Blancas.

Otro de los datos presentados fue que 46% de los homicidios que se produjeron en 2015 tuvieron como causante a conflictos entre delincuentes y que hubo menores con participación en 10% de esos crímenes.

El ministro afirmó que la Policía incrementará el patrullaje y la presencia policial en esas zonas por entender que es la clave en la búsqueda de bajar el índice delictivo. Al finalizar el quinquenio habrá 3.000 cámaras de videovigilancia en Montevideo y otras 1.000 en el interior.

"No se me escapa que lo que voy a decir puede tener contradicciones en la propia izquierda", confesó Bonomi. El jerarca señaló que "son los barrios más pobres de Montevideo donde hay más robos" y sostuvo que "para seguir bajando los delitos hay que trabajar en esos barrios".

"Hay quienes dicen que es estigmatizar esos barrios. Para mi es proteger a las personas más humildes de esos barrios", remató. "Hay quienes dicen que es estigmatizar esos barrios. Para mi es proteger a las personas más humildes de esos barrios", remató.

Bonomi también informó que en el último año hubo un aumento de las rapiñas de 4,5%, uno de los tipos de delitos contra la propiedad. Al mismo tiempo el ministro señaló que en general hubo una reducción de ese tipo de delitos en 2015 en base a un descenso en la cantidad de hurtos.

El mapeo de las rapiñas en Montevideo muestra una concentración de la mayor cantidad de delitos en zonas similares a los lugares donde se ubican los homicidios.

El debate por los números

El ministro defendió su gestión, la comparó con la de gobiernos blancos y colorados, y señaló que durante su administración hubo menor incremento de los delitos contra la propiedad que entre 1994 y 2005. "A veces se maneja una amnesia selectiva particular. Quieren instalar la idea que el problema de la seguridad llegó con el FA pero la realidad es muy distinta", dijo el ministro.

El jerarca sostuvo que entre 1994 y 2004 las rapiñas aumentaron 128% y los hurtos 112%, y acotó que en los últimos cuatro años consecutivos hubo un descenso de los delitos contra la propiedad en Montevideo.

La explicación de Bonomi sobre el aumento de rapiñas y el descenso al mismo tiempo de los delitos contra la propiedad generó la reacción de los legisladores de la oposición Pedro Bordaberry (Partido Colorado) y Luis Alberto Heber (Partido Nacional). La explicación de Bonomi sobre el aumento de rapiñas y el descenso al mismo tiempo de los delitos contra la propiedad generó la reacción de los legisladores de la oposición Pedro Bordaberry (Partido Colorado) y Luis Alberto Heber (Partido Nacional).

"No nos encandilemos con números que nos muestran lo que queremos ver y encandilan lo que debemos ver. Si empezamos tolerando homicidios porque son entre delincuentes después van a cometer homicidios contra los que no lo son", respondió Bordaberry.

Además del cuestionamiento a la suma de hurtos y rapiñas en una misma clase de delito, cuestionó que la baja en de los hurtos sea real. "Todos los uruguayos saben que no bajaron los hurtos. Lo que baja es la denuncia del hurto. Si ya ni vale la pena denunciarlo. Si hay un descreimiento total de que se va a tener algún resultado", dijo el legislador.

Heber también criticó al jerarca. "El ministro nos muestra cuadros con intencionalidad política. El manejo de estadísticas busca ocultar una realidad y eso crispa el debate y genera un cuestionamiento", dijo el legislador. "La gente no puede salir un domingo de su casa a visitar a la familia porque tiene que dejar a alguien cuidando a su casa. Esa es la realidad", agregó.

Populares de la sección

Acerca del autor