Gobierno emite bono global a cinco años en pesos nominales con canje de deuda

Con esta operación, el equipo económico espera obtener un mínimo de US$ 500 millones
Por primera vez en su historia, Uruguay lanzó este lunes una oferta de un bono global a cinco años en pesos nominales, con un precio inicial en el rango de 10% a 10,5%, según informó la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía (MEF).

Paralelamente, el país espera realizar una reestructuración de sus pasivos con el canje de un bono global indexado a inflación con vencimiento al 2018 y de algunos bonos locales.

Con esta emisión, el gobierno aspira obtener al menos US$ 500 millones, señalaron a El Observador fuentes al tanto de la operación.

La operación local comprende la permuta de determinados títulos públicos en circulación regidos por ley uruguaya por un nuevo Bono Global en pesos uruguayos. La permuta, iniciada a las 9 de la mañana de este lunes, culminará a las 17 horas.

Según el documento del MEF, podrán participar en la operación de permuta las personas físicas y jurídicas, "siempre y cuando oferten para la permuta un monto no inferior a $ 100.000 (cien mil Pesos Uruguayos) o UI 100.000 (cien mil Unidades Indexadas) de Títulos Elegibles, y en todos los casos sujeto al cumplimiento por parte del tenedor de cualquier legislación vigente que le resulte aplicable (incluyendo de su país de residencia o de constitución).

Simultáneamente con la operación local de permuta se llevará a cabo una operación internacional de recompra del Bono Global en unidades indexadas con vencimiento en 2018, así como una emisión de un nuevo Bono Global en pesos uruguayos.

Los agentes líderes de la operación son BAML, BBVA y Morgan Stanley, con calificaciones de Baa2/BBB/BBB-, de acuerdo a IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

El gobierno había dicho a comienzos del 2017 que requería US$ 2.970 millones de financiamiento este año, por lo que preveía emitir deuda por un total de US$ 2.050 millones en el mercado local y el internacional.

El déficit fiscal, que trepó a 4% a fines de 2016 y ahora se encuentra en 3,4%, es uno de los asuntos que más preocupa al equipo económico. La aspiración del gobierno es terminar el ejercicio en 2019 con un déficit de 2,5%.




Fuente: El Observador y Reuters

Populares de la sección