Gobierno espera que UPM ayude con obras de infraestructura

La multinacional dice que mejora de rutas, ferrocarril y puerto para que se concrete la inversión es "responsabilidad" del Estado.
La empresa UPM considera firmemente a Uruguay como una alternativa para ampliar su actividad con la instalación de una nueva planta de celulosa, pero condicionada a una mejora sustancial de la infraestructura logística como algo imprescindible. Sus autoridades lo dejaron claro ayer durante una conferencia de prensa en la que presentaron los principales lineamientos de la ruta de trabajo que el grupo se propone desarrollar a largo plazo.

En el Poder Ejecutivo se considera que UPM no lo plantea como "condición" sino como "necesidad". "Eso se va a alcanzar con esfuerzos propios y compartidos con la propia UPM", dijo a El Observador una fuente de gobierno. Si bien la empresa manifestó ayer que no tiene intención de invertir en infraestructura, desde el gobierno se indicó que eso puede cambiar. "Estas son reuniones generales, no hemos entrado en etapas de trabajo, y ahí vamos a saber exactamente hasta dónde puede llegar el esfuerzo de cada uno", dijo la fuente.

Los planes

El primer paso formal se dio esta semana cuando se acordó con el presidente Tabaré Vázquez iniciar conversaciones sobre el desarrollo de rutas, ferrocarril e infraestructura portuaria de aguas profundas, según informó el vicepresidente senior de Desarrollo de Negocios en Uruguay, Jaakko Sarantola.

Asumiendo que se llegue a un acuerdo en la etapa de diálogo para la cual no hay un plazo establecido, la empresa finlandesa prevé una segunda etapa de dos años de extensión que incluye el comienzo de obras de infraestructura logística junto con los proyectos de pre-ingeniería, licitaciones y de autorizaciones para el proyecto de la fábrica.

Una vez culminada de "forma satisfactoria" esa etapa, el directorio de la empresa tomará la decisión de inversión y se comenzará con la construcción del complejo industrial que demandaría dos años y medio de plazo, en paralelo con la ejecución de los trabajos para mejorar la logística. "Para llegar a una decisión de inversión queda mucho trabajo por hacer", dijo Sarantola.

Pero la multinacional también comunicó ayer que el desarrollo de infraestructura logística es "responsabilidad del Estado" y que no participará como inversor. La nueva planta de celulosa que se ubicará sobre la cuenca del río Negro necesitará de rutas y caminos mejorados, "transporte ferroviario con altos estándares técnicos" para transportar la producción y un puerto de aguas profundas para "cargar a capacidad máxima", que la compañía plantea es la terminal de Montevideo.

"Somos expertos en la producción de celulosa y luego típicamente es responsabilidad de los Estados poder desarrollar la infraestructura logística", afirmó Sarantola."Para la salida de la celulosa se requiere un ferrocarril. El tren es el método de transporte más seguro, eficiente y confiable. Estas plantas tienen que trabajar a plena capacidad y la logística tiene que acompasar eso y ser buena en toda la cadena para ser eficiente. (...) Esto requerirá una mayor tecnología en todo lo que hace al desarrollo logístico", añadió.

Desde el Poder Ejecutivo, se indicó que el país debe prepararse para estar en condiciones de llevar el puerto de Montevideo a una profundidad de 14 metros. "Creemos que los estudios indican que es un objetivo que tiene validez y para eso los muelles se han re cimentado a 14 metros. En el canal de salida hay alrededor de 12,5 metros y en algunas zonas se opera a 12 metros", indicó la fuente.

"El anuncio cambia el ánimo de todos los uruguayos. Cambia la perspectiva del país porque es un gran emprendimiento con una importante inversión que va acompañado con esfuerzo de sumar infraestructura y generador de puestos de trabajo. Este emprendimiento exige una inversión de US$ 4.000 millones promovida por la propia empresa. Ya ahí hay incremento de inversión", añadió la fuente.

Dónde se instalará


En cierta forma UPM retomó los estudios que Montes del Plata hizo en el centro del país para instalar una fábrica de celulosa sobre el río Negro. Pero luego, en 2009, compró el proyecto de la española ENCE y terminó instalándose en Punta Pereira, cerca de Conchillas, sobre el Río de la Plata.

Las grandes fábricas de celulosa requieren mucha agua para el proceso fabril, además de una cuenca forestal considerable y medios logísticos para el transporte de celulosa, que es abultada, hacia un puerto de ultramar.

Montes del Plata consideró la zona de Paso de los Toros, en el centro geográfico del país. Dispone de mucha agua, grandes plantaciones de eucaliptos en departamentos cercanos y la ruta 5 y el ferrocarril hacia el puerto de Montevideo. Un punto posible sería al sur del río Negro, frente a Paso de los Toros, cerca de Pueblo Centenario, en el departamento de Durazno.

Otro lugar posible sería el centro poblado Chamberlain, una antigua estación de ferrocarril a 15 kilómetros de Paso de los Toros, que está cerca del lago del Rincón del Bonete y se comunica con la cuenca forestal de Paysandú a través de la ruta 20 y la línea de ferrocarril Midland.

Una tercera opción sería instalar una planta de celulosa en Cerro Largo, cerca del límite con Durazno, no lejos del caserío Arévalo, al sur del río Negro. Esa zona muy despoblada del país desarrolló plantíos de eucaliptos y cuenta con un ramal ferroviario hasta el kilómetro 329, hoy desactivado, y la ruta 6 como eje. Arévalo está en el centro de las tierras de prioridad forestal de los departamentos de Durazno, Cerro Largo, Treinta y Tres y Lavalleja.

Sarantola dijo ayer que la ubicación exacta aun no se definió, pero sí se considera la cuenca del río Negro. Según explicó el ejecutivo, estudios realizados indican que el caudal de ese río es similar a los lagos más grandes de Finlandia en los que hay plantas de celulosa instaladas y en funcionamiento.

Mayor capacidad


Respecto a la capacidad de producción tampoco existe una decisión tomada, pero sí se espera que sea mayor a la planta de UPM en Fray Bentos, que produce 1,3 millones de toneladas anuales. En función de ese punto se definirá también el monto de la inversión.

La compañía también solicitará exoneraciones fiscales para darle viabilidad al proyecto. "El régimen de zonas francas ha sido bueno para Uruguay y ese será uno de los temas a conversar con el gobierno", señaló el ejecutivo.

Por último, la multinacional destacó que el paso que la empresa está dispuesta a dar responde a que se ha demostrado que el país tiene como regla "el respeto a las leyes".

UPM estima que el crecimiento de la demanda de fibras de celulosa continuará en el largo plazo. Se espera que hacia el final de la década del 2020, la demanda global de celulosa kraft blanqueada aumente aproximadamente unos 20 millones de toneladas.

Mujica recordó que él comenzó los contactos


El ex presidente José Mujica recordó ayer que fue él quien comenzó los contactos con la multinacional UPM para la instalación de una nueva planta, cuando poco antes de terminar su mandato viajó a Finlandia. "Obviamente había que preocuparse por eso y demostrar los mejores auspicios del Uruguay porque es un paso alentador". (...) Sabiendo que tenían interés el tema es que la fábrica podía ir a para otro lado y creo que eso al país le cerraría sus posibilidades productivas en forma importante. Me parece que era un paso por el que había que pelear y demostrar interés", afirmó a Radio Sarandí.

Madera suficiente

Según un trabajo de A. Dieste publicado en el informe forestal de Opypa, sería altamente beneficiosa la instalación de una tercera planta de celulosa antes de 2030. En ese lapso habrá una disponibilidad promedio de 10 millones de m3 de madera destinada a celulosa. Las dos plantas consumirán como mínimo unos 8 millones de m3 por año, por lo que habrá un excedente que podría ser utilizado por una tercera planta. UPM considera que su base forestal está preparada para abastecer otra planta.

Proceso y Logística

La inversión que realizó UPM Forestal Oriental en caminería propia, vecinal y rutas nacionales en 2014 fue de US$ 14 millones, frente a una inversión global para mantenimiento que realiza el Ministerio de Transporte de unos US$ 250 millones.Asimismo, desde 2014 la empresa inició el transporte a través de barcazas para transportar la madera del litoral Este desde el puerto de La Paloma, lo que permite un ahorro anual de 2.800 viajes de camiones por las rutas nacionales.

Populares de la sección