Gobierno está sostenido por pacto del MPP y astoristas, dice Mujica

El expresidente reivindicó bloque para dar gobernabilidad a Vázquez
El expresidente José Mujica (2010-2015) aseguró que el gobierno de Tabaré Vázquez está "sostenido" en el Parlamento gracias a un pacto entre su sector, el Movimiento de Participación Popular (MPP), y Asamblea Uruguay, liderado por el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori.

Ese "funcionamiento acordado", al decir de Mujica, le ha permitido a la tercera administración del Frente Amplio avanzar en su agenda. "¿Los palos en la rueda los hemos puesto nosotros? No", aseguró el líder tupamaro en una entrevista emitida la semana pasada en el canal de cable VTV.

Mujica se refiere al llamado "superbloque" ideado por los dos grupos mayoritarios de la bancada oficialista con la intención de dar gobernabilidad a Vázquez. Astoristas y Mujiquistas han tenido un pasado de enfrentamientos entre otros temas por el manejo de la economía y las empresas públicas.

Esos cortocircuitos provocaron en su momento tensión en el ejercicio del gobierno y quiebres en el seno de la bancada.

Ese bloque ha tenido utilidad por ejemplo a la hora de discutir mensajes presupuestales.

En la misma entrevista, Mujica aseguró que desde marzo de 2015, cuando le pasó la banda presidencial a Vázquez, ha intentado estar al margen de las idas y vueltas entre Parlamento y Poder Ejecutivo, con la intención de no interferir.

Por eso, dijo, aceptó muchas de las invitaciones para dar charlas en el exterior, como forma de interferir lo menos posible en la vida cotidiana del gobierno.

. Mujica dijo también que no ha renunciado a su banca en el Senado porque sus compañeros de sector le piden que se quede, y aseguró que si bien no piensa en ser candidato a presidente en 2019 por su edad, sabe que lo precisan "para juntar votos".

Antecedentes

Durante la discusión del Presupuesto a finales del año pasado, esa conjunción de intereses alcanzó para que en el Parlamento solamente fueran reorientados US$ 16,6 millones del aumento de US$ 470 millones dispuestos por el Poder Ejecutivo.

En esa oportunidad, acompañados muchas veces por la lista 711 de Raúl Sendic, mujiquistas y astoristas se unieron en asuntos tales como los contratos del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y el dinero para fortificar el Sistema Nacional de Cuidados, el pasaje de la Policía Caminera a la Guardia Republicana y la reducción de 50% de las vacantes de las Fuerzas Armadas (estas dos últimas propuestas fueron rechazadas por la rebelión de los diputados de la Liga Federal y de Victor Semproni).

Aquella ley presupuestal dispersó el, hasta entonces, tradicional bloque integrado por el MPP, la lista 711, los "ortodoxos" del Partido Socialista (PS) y el Partido Comunista (PC). En el resto del Frente Amplio, se observa con expectativa la redacción de la Rendición de Cuentas que el Poder Ejecutivo tiene plazo hasta el 30 de junio para enviar al Parlamento.

Por ejemplo, el diputado de la lista 711 Felipe Carballo dijo a El Observador que su sector estará atento para que no sean recortadas ninguna de las políticas sociales del gobierno.

El grupo liderado por el vicepresidente Sendic también quiere que sean revisadas algunas de las exoneraciones impositivas a empresas votadas en la crisis del 2002. "Nosotros no damos ningún apoyo por adelantado", advirtió Carballo.

Populares de la sección