Gobierno extiende plazo para interesados en la compra de gas

Grandes consumidores insisten en falta de información sobre precios
La empresa Gas Sayago extendió hasta el próximo 13 de mayo el plazo del llamado a expresiones de interés (no vinculante), para conocer cuál es la demanda potencial de compra de gas en Uruguay y la región. Según supo El Observador, esa decisión fue adoptada a pedido de algunos interesados que solicitaron más tiempo para presentar la información exigida.

Sin embargo, entre los grandes consumidores de energía industrial del país la convocatoria lanzada a mediados del mes pasado no ha despertado demasiadas expectativas. La posibilidad de contar con suministro de gas natural licuado sin interrupciones es una alternativa que seduce a las empresas, pero entienden clave conocer a qué precios se comercializará el energético antes de dar cualquier paso.

En diálogo con El Observador, el presidente de la Asociación de Grandes Consumidores de Energía Industrial, Sebastián Sayas, sostuvo que hoy la mayoría de las empresas de ese segmento están focalizadas en la energía eléctrica, aunque hay un pequeño grupo que utiliza gas.

A modo de ejemplo, Sayas contó que en el caso de la papelera Ipusa de Canelones se pagan actualmente unos US$ 27 por millón de BTU, un valor muy por encima del de otros países de la región, donde el precio promedio del energético promedia entre US$ 5 y US$ 6 por millón de BTU. "Para que realmente sea competitivo el tema del gas a nivel de exportaciones y que realmente sea algo que vale la pena invertir y cambiar la matriz productiva de una empresa, debería bajar por lo menos de US$ 15 el millón de BTU. (...) Varias industrias estamos expectantes de qué van a definir y a qué precio", afirmó.

En el llamado hoy vigente las empresas deben informar, entre otros puntos, la modalidad del servicio en que están interesadas (almacenamiento, regasificación o reloading), y el plazo del mismo. Las condiciones mínimas para viabilizar el llamado es de una demanda total de regasificación –entre todas las expresiones de interés– de un millón de metros cúbicos por día y por 10 años de plazo para cualquiera de los servicios.

Este es el primero de los nuevos pasos que se plantea dar el gobierno para tener un panorama preciso, para definir la viabilidad de la obra y para acotar el riesgo.

Según Gas Sayago, en esta primera etapa si bien la expresión de interés es no vinculante y no obliga a ninguna de las partes a celebrar contratos, el efecto de resultar calificado es el de quedar habilitado a participar en las siguientes etapas del proceso.

A comienzo de junio se hará público un segundo llamado (vinculante) denominado de "temporada abierta de subasta de los servicios", previo a la firma de contratos en base firme (modalidad "take or pay"), previsto para setiembre. El gobierno aspira a que el país cuente con gas natural en el segundo semestre de 2017.

"Si realmente se quiere apostar a un país productivo y a la competitividad económica por el lado de la energía deberían las grandes industrias tener un precio que sea accesible para poder invertir y realmente usarlo. La otra pata es que si se quiere masificar el uso de gas por cañería y que todos los hogares tengan gas por cañería, ahí no va a bajar el precio porque lo van a poner a precio de consumidor final. Todas esas interrogantes las hemos planteado a gente del ministerio (por Industrias)", añadió Sayas.

El consumo de gas natural en Uruguay ronda entre los 270 mil a 300 mil metros cúbicos diarios. Los grandes consumidores suelen ser entre 10 y 15 empresas, y consumen una parte "muy menor" de ese volumen porque el precio al que llega a sus fábricas es "muy poco competitivo". Eso ocurre por las regalías y retenciones que aplica el gobierno argentino para sus exportaciones de gas natural, una política que aplica hace varios años producto de su déficit de energéticos.