Gobierno facilitará captación de expertos en tecnología en el exterior

Analiza cómo facilitar la llegada de esos especialistas

La falta de personal en algunos sectores de la economía desespera tanto a las autoridades del gobierno como a los empresarios de esos rubros. Esos actores observan con bronca como cada año se pierden oportunidades de negocios debido a la falta de gente capacitada. Uruguay es un país que no está en condiciones de dejar pasar ninguna chance de obtener inversiones.

Con el software a la cabeza, hay varias industrias que no solo tienen desempleo cero sino que cuentan con una demanda laboral insatisfecha. La guerra entre las compañías por conseguir esos recursos humanos es intensa.

La génesis del problema tiene viejas y profundas raíces. Su solución, en tanto, no asoma en el horizonte cercano de un país con serios problemas educativos.

¿Qué respuestas ágiles puede dar el gobierno para enfrentar este asunto que se arrastra desde hace varios años? Porque si hay algo que está claro es que el mercado no tiene la paciencia necesaria para respetar los largos procesos que se deben dar para que crezca el número de egresados en Ingeniería y otras áreas de gran especialidad técnica.

Formar gente lleva mucho tiempo y la economía mundial no espera. El tren pasa.

En consecuencia, los expertos en Ciencia y Tecnología del gobierno están pensando en tomar medidas para facilitar la llegada de extranjeros en aquellas áreas donde haya una gran demanda laboral.

"Uruguay se ha posicionado como un importante exportador de servicios globales", Antonio Carámbula, director ejecutivo de Uruguay XXI

"Tenemos que tener mejores instrumentos para poder atraer capital humano del exterior", dijo a El Observador Fernando Brum presidente del directorio de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), la oficina gubernamental especializada en el área. El gobierno ya dio el primer paso. El instituto de promoción de inversiones Uruguay XXI puso en marcha a fines del año pasado un programa que busca agilizar los trámites cuando una empresa instalada en Uruguay contrata personal fuera de fronteras, informó el director ejecutivo de ese organismo oficial, Antonio Carámbula.

"La empresa nos solicita, mandamos una nota y con eso tiene como una ventanilla especial", dijo el jerarca a El Observador.

"Tratamos que los tiempos sean lo más razonables posibles (...) Agilitamos el trámite de residencia", agregó. Carámbula dijo que Uruguay se ha posicionado como un importante exportador de servicios globales. "Uruguay exporta más de US$ 2.500 millones al año, con unas 20.000 personas ocupadas en esa área en particular. Hay como unas 2.000 empresas, de las cuales el 70% están en zona franca pero algunas están afuera también", informó.

Ante esos contudentes números, el gobierno busca ayudar al sector y evitar que enfrenten dificultades burocráticas, por ejemplo cuando deben contratar gente proveniente de otros países.

Pero esa medida es tan solo una aproximación a la política que el gobierno está discutiendo y sobre la que deberá tomar una decisión.

La ANII está golpeando varias puertas en un intento de hacer oír su voz, en busca de generar acuerdos para extender esa política de brazos abiertos y lograr que Uruguay sea atractivo para expertos de varias partes del mundo.

"Si quisiéramos hacer las cosas un poco mejor, sería bueno que tuviéramos un sistema de visas para emprendedores, empresarios, inversores, estudiantes y especialistas. Porque por un lado tenemos que facilitar la llegada de un ingeniero especialista, pero también de un inversor. Debiéramos tener un sistema de visas mucho más sofisticado que el que tenemos", dijo Brum al respecto.

"Hemos planteado (la propuesta) en los ámbitos que hemos podido. Algo se ha avanzado. Lo hemos hablado con varios ministerios", agregó el presidente del directorio de la ANII.

Aunque no ha tenido la chance de discutir del asunto directamente con el canciller Rodolfo Nin Novoa, Brum comentó que sí lo ha hecho con otros jerarcas de Relaciones Exteriores. De todos modos, el ámbito por excelencia para debatir iniciativas de este tipo es el recientemente creado Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad.

"Tenemos que tener mejores instrumentos para poder atraer capital humano desde el exterior " , Fernando Brum, presidente del directorio de ANII

Integrado por diferentes reparticiones estatales, ese organismo tiene como principal finalidad dar un fuerte impulso a la expansión de actividades innovadoras con mayores niveles de valor agregado y contenido tecnológico. "En ese ámbito estamos impulsando algunas iniciativas de este tipo", comentó Brum.

Al mismo tiempo, la ANII ya ha conversado con los empresarios de aquellos sectores que necesitan personal en forma urgente. El diálogo entre ellos es fluido.

La información que han recibido en esas conversaciones es que hoy en día la tramitación de los papeles para poder trabajar en Uruguay no es difícil para residentes del Mercosur, pero sí lo es para quienes vienen de más lejos.

"Acá hay un tema importante. Tenemos que poner un grupo de especialistas para resolverlo y hacer lo que haya que hacer", sostuvo el presidente de la ANII. A juicio de este organismo, si el país logra tener una política de fronteras abiertas para recibir personal calificado en las áreas de demanda insatisfecha, poco tiempo después esa medida comenzará a mostrar resultados en materia económica.

Sería algo así como una política inmigratoria selectiva, que apunte específicamente a cubrir la mano de obra que el país no está generando.

Brum dijo que en cierto modo es una lástima que el país no esté logrando formar a los especialistas que necesita, pero la realidad indica eso.

"En Uruguay todos sabemos que hace falta más gente preparada. ¿Cuál es la salida de ingenieros del sistema universitario uruguayo, público y privado? Es pequeña. Es menor que la demanda de las empresas", mencionó como ejemplo.

Si Uruguay logra generar ese sistema de visas preferenciales, estaría ni más ni menos que dando a los extranjeros algunas de las oportunidades que otros países otorgan a los uruguayos.

Como ejemplo, Uruguay tiene hoy en día un record histórico de personas especializándose fuera de fronteras. "Nunca Uruguay tuvo tantos becarios en el exterior como hoy. Tenemos alrededor de 300 personas cursando maestrías y doctorados en el mundo, todos con compromiso de retorno y con un plan de retorno", informó Brum.

Un mercado canibalizado

En los últimos años, se ha hablado mucho de la industria del software y el enorme potencial de expansión que tiene. Pero esas oportunidades tienen la amenaza de la falta de personal. "Hay sectores de la economía a los que le falta gente. Por lo pronto, las TIC. Tienen demanda insatisfecha", recordó Brum. Las TIC son las Tecnologías de la Información y la Comunicación, una industria que tiene a la innovación como denominador común.

El gobierno observa con mucha preocupación como ese sector se está "canibalizando", debido a la enorme competencia que hay por esos escasos recursos humanos. Esa fuerte demanda tiene algunos efectos negativos.

"Hay una mayor presencia de extranjeros trabajando en Uruguay", Gerardo Rey, inspector general del Trabajo

"Las empresas contratan a los estudiantes cuando estos todavía no terminaron. Si alguien contrata a un estudiante que está en segundo, a él le va a llevar más tiempo terminar la carrera, si es que la termina. De repente no la termina nunca y entonces ese estudiante tampoco explota desde el punto de vista de su potencialidad", dijo el presidente del directorio de la ANII.

"Es un capital humano que no se termina de formar porque la presión de la industria es demasiado grande", agregó.

El medio vaso lleno

Este año, la ANII cumple una década. Como parte de los balances inevitables a realizar cuando hay un aniversario con números redondos, el presidente del directorio recordó que cuando iniciaron sus actividades y trataban de presentar a la agencia como el organismo oficial dedicado a la investigación y la innovación, la gente los miraba con cierto aire de desconcierto. Pasaron diez años y esas miradas repletas de dudas quedaron en el pasado. Ahora hay varios ámbitos de la economía que reconocen la gran importancia que la innovación tiene en busca de lograr mayores niveles de desarrollo. Eso es el aspecto más importante que destacó Brum a la hora de hablar del medio vaso lleno.

Consultado sobre el debe, en tanto, la primera mención que realizó el jerarca fue justamente la necesidad de abrir las puertas a expertos extranjeros y cubrir de ese modo los huecos del mercado uruguayo. Ahí asoma una de las prioridades que la actual administración de la ANII tiene para el período.


Populares de la sección

Acerca del autor