Gobierno flexibiliza decreto sobre uso de canales digitales

Eliminan obligación de emitir una señal "espejo" de menor calidad

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), redactó un decreto que flexibiliza las normas por las cuales los canales de televisión de aire deben emitir. Desde que se otorgaron canales bajo la norma digital, cada prestador debía enviar señales en alta definición (HD) y otra señal llamada "espejo", es decir con el mismo contenido y en simultáneo que la original, en baja definición (SD). Desde ahora, según dijo a El Observador la ministra Carolina Cosse, se elimina esa obligatoriedad y, al mismo tiempo, se autoriza a las empresas a emitir su segunda señal en HD.

La razón de la obligatoriedad de la señal SD se explicaba porque algunos televisores o decodificadores no podían recibir señales en alta calidad. Sin embargo luego de un estudio de mercado el MIEM detectó que ello no es necesario.

"Hemos constatado que no existen receptores que sean únicamente SD, es decir todos los receptores soportan ambos formatos HD y SD, lo cual surge de la revisión de las características técnicas de todos modelos de receptores homologados en el laboratorio de tv digital del ministerio de Industria en el LATU hasta la fecha", comentó Cosse.

Por otra parte, la emisión de la señal espejo SD consume recursos de ancho de banda del canal y por tanto "limita las posibilidades técnicas de utilización y aprovechamiento del espectro de 6 MHz asignado a cada titular", agregó la secretaria de Estado.

Durante los llamados públicos realizados en 2013 se exigió a los nuevos titulares autorizados por el Poder Ejecutivo a brindar servicios de radiodifusión de televisión digital terrestre abierta, que les fue asignado un canal completo de 6 MHz, que emitieran una señal HD, otra señal con igual contenido, pero en SD y, eventualmente, una segunda señal SD y la señal one-seg para móvil, recordó la ministra.

En 2013 el gobierno de José Mujica (2010-2015) otorgó de forma directa canales de televisión digital a las tres empresas privadas que administran desde hace décadas los canales 4, 10 y 12. Luego abrió un concurso para que otras dos empresas privadas se puedan sumar a la grilla en la zona metropolitana. Luego de un proceso que no estuvo exento de polémicas, Mujica decidió entregar un canal digital a Giro, una cooperativa integrada por el periódico La Diaria y un grupo de productores audiovisuales (Demos), y otro al canal de cable VTV, propiedad de Tenfield.

El tiempo pasó, los canales 4, 10 y 12 empezaron a emitir sus canales en formato digital, pero los dos nuevos no lo hicieron a pesar de haber recibido sendas prórrogas para iniciar sus operaciones. Las empresas aducen que el gobierno incumplió en su tarea de ampliar la cobertura de la TV digital, ya que miles de hogares no tienen ni un televisor ni el decodificador adecuado para recibir esas señales.

Populares de la sección