Gobierno insiste: ingreso de Diyab a otro país "es ajeno" a Uruguay

El exrecluso se encuentra en estado delicado por la huelga de hambre
El exrecluso de Guantánamo, Jihad Diyab, posee un documento que le permite ser libre de viajar al país que desee, pero eso no significa que en el destino que elija le den permiso a ingresar. El gobierno reiteró ayer viernes ese argumento en una conferencia de prensa que brindó la cancillería para aclarar que si bien se están realizando gestiones "ante distintos países", que pueda vivir en otro lugar no depende de Uruguay.

"La cancillería está haciendo estas gestiones. Diyab posee un título de identidad de viaje que es equivalente a un pasaporte, que por lo tanto le permite viajar libremente como a cualquier ciudadano poseedor de un pasaporte. Los requisitos para que una persona pueda ingresar a otro país son ajenos al gobierno uruguayo", dijo a la prensa el subsecretario del Ministerio de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela.

Unos minutos antes, el ministro Rodolfo Nin Novoa había leído una declaración oficial en la que se realizaba un recorrido desde que el 7 de diciembre de 2014 seis exreclusos de Guantánamo llegaron a Uruguay en calidad de refugiados, hasta que Diyab decidió hace más de un mes empezar una huelga de hambre para reclamar que le permitan encontrarse con su familia en otro país.

En su declaración, el ministro solicitó especialmente a Diyab que ponga punto final a la medida. "Debe señalar que Uruguay cumple con los más altos estándares internacionales en materia de respeto de los derechos humanos de todos sus habitantes, sean estos nacionales o refugiados. En este sentido, se permite hacer un llamado al señor Diyab para que abandone la huelga de hambre", leyó el canciller.
Hace cinco días, el refugiado retomó la huelga de hambre sin líquidos y su salud está más delicada que en otras oportunidades, dijo a la prensa Andrés Conteris, un activista que forma parte del grupo de allegados a Diyab que lo acompañan en la medida.

Conteris estuvo en la conferencia de prensa ubicado entre los periodistas y realizó varias preguntas a las autoridades. Luego, en una rueda de prensa, aseguró que Diyab está "al borde de la puerta de la muerte".

Ayer, los médicos del Sindicato Médico del Uruguay visitaron a Diyab. Según informó Julia Galzerano, integrante de la comisión de derechos humanos del SMU, Diyab se negó a ser revisado y firmó un "testamento vital" en el que expresó su voluntad de no recibir tratamiento si su salud se deteriora aún más. Conteris dijo que la única solución posible es que se vaya de Uruguay y se reencuentre con su familia en otro lugar.

La posibilidad de que los exreclusos de Guantánamo no quisieran quedarse en el país era manejada antes de su llegada. En agosto de 2014, la exembajadora de Estados Unidos, Julissa Reynoso, dijo en El Observador TV que podían optar por no viajar: "Pueden decir que no. Han dicho que no. Pueden quedarse en su Guantánamo, sí".

Embed


Populares de la sección