Gobierno mejorará incentivos para la construcción de vivienda social

Empresarios son optimistas sobre topes en precios y autorización para más unidades de un dormitorio

En un mes el Ministerio de Vivienda (Mvotma) tendrá lista una nueva reglamentación para la ley de Vivienda de Interés Social (VIS). Así lo informó el viernes el director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto, durante una reunión mantenida con representantes de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (Appcu).

Si bien el jerarca no dio respuestas definitivas, esta vez los empresarios son optimistas respecto a que sus planteos puedan tener andamiento, dijeron a El Observador fuentes de Appcu.

"La respuesta fue que en un mes revisan la reglamentación, aparentemente con aspectos saludables para la gremial", dijo uno de los consultados. El Observador intentó comunicarse ayer con Schelotto pero no tuvo éxito.

En la misma línea, el consultor inmobiliario y asesor de Appcu, Julio Villamide, escribió en su cuenta de Twitter. "Reconfortante reunión en Mvotma, permite intuir cambios positivos en la ley 18.795. Revitalizarían inversión y empleo en el sector. Si se da el cambio que espero, podrían recuperarse unos 3.000 puestos de trabajo en la construcción", proyectó.

En la reunión, la representación empresarial volvió a plantear viejas reivindicaciones, entre las que se sobresale la eliminación de topes en los precios de venta y la posibilidad que los proyectos puedan incluir mayor cantidad de unidades de un dormitorio (hoy como máximo se tolera 50% del total del edificio). La delegación de Appcu trasmitió preocupación por el enlentecimiento de la VIS.

Se considera que uno de los factores que ha "desestimulado" la intención de construir es la fijación de topes en los precios. Uno de los argumentos se basa en que esa medida frenó la actividad en el interior del país e incidió para que haya un menor ritmo de presentación de nuevos proyectos en Montevideo.

El documento entregado a las autoridades da cuenta que antes de que se establecieran los topes de precios, la cantidad de viviendas que ingresaban a la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), para ser aprobadas y obtener exenciones impositivas era de 347 unidades por mes. Esa situación cambió luego y entre junio de 2014 y junio de 2015 se redujo a 180 unidades por mes. En tanto, durante el último año móvil cerrado a junio, las viviendas ingresadas siguieron cayendo a razón de 130 por mes.

De acuerdo a los datos manejados por Appcu, el número de viviendas de interés social promovidas en todo el país hasta el 31 de mayo pasado era de 10.016, de las cuales el 72% se concentraba en Montevideo, 17% en Maldonado y 11% repartidas en otros 12 departamentos, mientras que en cinco departamentos no hay viviendas promovidas.

En este sentido, el Ministerio, de Economía y Finanzas (MEF) encargó en los últimos meses encuestas entre los constructores para conocer qué posición tienen sobre los precios topeados, según supo El Observador. En la capital el techo para los precios de venta obliga al inversor a identificar como mínimo en cada proyecto 25% de las viviendas para ser comercializados a valores que no pueden superar los valores prefijados.

De acuerdo a los topes en unidades indexadas (UI) vigentes a julio de 2016 para Montevideo, un apartamento de un dormitorio no puede costar más de US$ 88.700 y uno de dos dormitorios US$ 117.700. En el interior del país ese tope de precio es menor y válido para todas las unidades.

Desde el MEF informaron que la posición general es favorecer todas las alternativas que permitan aumentar la inversión privada, aunque se trata de un tema a consensuar con el Mvotma.


ANV preocupada por suba de precios

En marzo consultado sobre cambios a futuro en los incentivos en materia de vivienda, el presidente de la Agencia Nacional de Vivienda, Francisco Beltrame dejó la puerta abierta a esa posibilidad. "Si el mercado se sobrestockea de productos caros, ese problema es del mercado. Lo que tenemos que ver revisando esta ley (por la VIS), es qué aspectos han tenido buena respuesta, qué problemas está presentando y cómo pueden desarrollarse mejoras sobre el producto", explicó. "Hay que buscar cómo hacemos para llegar a un producto que responda a las familias a un valor que no es este, es a otro (más bajo)", añadió.

Populares de la sección