Gobierno molesto por la escasa difusión del Diálogo Social

Ministros defendieron la iniciativa y se negaron a hablar de otros temas
Sobre las 11 de la mañana del lunes los trabajadores de Torre Ejecutiva empezaron a preparar la sala de prensa de l segundo piso para los anuncios que suelen hacerse luego del Consejo de Ministros. Esta vez -a diferencia del resto de las ocasiones- se habilitaron cuatro micrófonos y se sirvieron cuatro copas de agua, lo que hacía suponer que el anuncio tendría una relevancia particular.

Minutos más tarde llegaron a la sala el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García. Entre los presentes en la conferencia no había dudas de la magnitud del anuncio que, lejos de tener a un vocero, tendría el respaldo de cuatro figuras del gabinete.

El puntapié inicial fue del jerarca de la OPP, quien aseguró que durante la reunión de ministros el
presidente Vázquez pidió a los presentes que le elevaran un informe sobre cómo estaba funcionando el diálogo social.

El Diálogo Social es una instancia convocada por Presidencia en la que participan diferentes actores de la sociedad civil con el objetivo de debatir sobre el futuro del país. Las primeras mesas de debate empezaron a principios de 2016 con la participación del propio mandatario. En total son diez mesas y cada una de ellas tiene alineados objetivos de desarrollo sostenible proyectados por la ONU. En ellas se discute sobre grandes temas, como el futuro de la educación, el crecimiento económico sostenible, infraestructura, descentralización o el cambio climático, entre otros.

Ya había pasado otras veces en que los anuncios del Consejo de Ministros empezaban con una breve introducción sobre el estado de situación del Diálogo Social y luego se continuaba con otros temas. Pero este no fue el caso. “Aquí el gobierno lo que hace es plantear líneas de trabajo, interrogantes, plantear elementos que promuevan la discusión”, ilustró la ministra de Desarrollo Social sobre la iniciativa impulsada por el Ejecutivo.

Después de 15 minutos de iniciada la Conferencia, Arismendi lanzó la primera crítica por considerar que los medios no difunden el tema tal como lo merece. “Nos llama la atención después que parecería que no es un tema interesante. A lo mejor si (la prensa) estuviera más tiempo, (y viera)cómo las cosas se plantean (...) se podrá aquilatar lo interesante que es este debate”, comentó la ministra. Los ministros se esforzaron por resaltar la importancia de esa instancia en la que hay inscriptas unas 600 propuestas de debate y más de 200 organizaciones que ponen el foco en lala agenda 2030. El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, fue en la misma dirección y remarco que la instancia no tiene objetivos a corto plazo sino que busca concretar una mirada para el Uruguay del futuro. Después de media hora de exposición llegaron las preguntas de los medios, y una de las primeras fue para el ministro del interior y un acuerdo que se firmaría horas más tarde con la Asociación Uruguaya de Fútbol. Sin emabrgo, Bonomi lo cortó en seco. “No tiene nada que ver con lo que estamos planteando. Estamos informando sobre el Diálogo (Social)”, le respondió el ministro.

Para el gobierno el Diálogo Social “es noticia”, aunque así no sea interpretado por los medios.
Con esa respuesta quedó en evidencia el mensaje que el gobierno quería transmitir al hacer bajar desde el piso 11 de Torre Ejecutiva a los cuatro jerarcas juntos: poner en la agenda una iniciativa que ha quedado en segundo plano. Enseguida, el director de la OPP reforzó la idea de Bonomi. “Urguay tiene, como pocos países, instancias de participación pública para discutir los temas de hoy, de ahora. Pecamos un poco de inmediatistas y la visión del Diálogo Social es darnos un tiempo para poder pensar aquellas cosas que son bien importantes pero no son urgentes”, matizó enseguida el director de la OPP.
La exposición continuó por otros 20 minutos, lo que sumó en total casi una hora de exposición sobre el tema. Las veces que el gabinete destina ese tiempo de conferencia para tratar un solo asunto son prácticamente nulas.

De las diez mesas, dos están por cerrarse y entre agosto y setiembre se abrirán otras cuatro: el 24 de agosto empezará la que tratará sobre Salud y Deportes, el 1° de setiembre empezará la mesa de Protección social y Políticas Transversales, el 6 de setiembre se iniciará la instancia sobre seguridad ciudadana y luego el 15 comenzará el diálogo sobre educación. De este modo, el gobierno proyecto en los próximos meses terminar con la ronda de discusión, aunque sin la certeza de que derive en resultados en el corto plazo.

Populares de la sección