Gobierno optimista sobre futuro de relación comercial con Estados Unidos

Astori elogió resultados de acuerdo TIFA; embajador dice que ese es el camino para avanzar

"No vemos en el horizonte nubes negras para Uruguay". Esa fue la frase elegida por el embajador de Uruguay en Estados Unidos, Carlos Gianelli, para ilustrar lo que se espera para la relación comercial entre ambos países en el corto y mediano plazo, y ya con el nuevo gobierno del republicano Donald Trump funcionando a pleno.

Durante un almuerzo de trabajo organizado por la Cámara de Comercio Uruguay Estados Unidos, el diplomático repasó los principales objetivos comerciales que se propone cumplir la administración estadounidense desde una mirada global. Lejos de mostrar preocupación por un posible impacto negativo de políticas proteccionistas en la economía local, Gianelli destacó los avances alcanzados hasta el momento y con optimismo trazó cuáles serán las líneas de trabajo.

El funcionario explicó que el gobierno de Trump cuenta con una definición clara que "no tiene marcha atrás" y es la de negociar en forma bilateral con los países del mundo, porque "cree en el comercio justo", pero también "cree que hay prácticas de organismos multilaterales como la Organización Mundial del Comercio (OMC) que "no son leales".

En sentido, consideró que si hay una región del mundo que tiene pocos problemas con esa política son los cuatro países del Mercosur: ninguno tiene Tratados de Libre Comercio (TLC), todos tienen déficit comercial y todos cuentan con el mismo instrumento para realizar los intercambios comerciales, que es el TIFA (Acuerdo Marco sobre Comercio e Inversiones).

"El camino es el TIFA y no hay otro camino alternativo. Es la herramienta para avanzar", dijo Gianelli durante su presentación. La afirmación fue respaldada por el ministro de Economía, Danilo Astori, que se encontraba entre el auditorio de autoridades, empresarios y ejecutivos.

"El TIFA es más un instrumento de acceso que de preferencia y que para Uruguay ha sido muy importante, levantando restricciones de acceso, primero en cítricos, después en arándanos y después en carne ovina. Su pasado avala el instrumento", dijo el ministro tras pedir la palabra. Astori explicó que en la práctica ha sido "mucho más efectivo" de lo que se creía cuando se firmó. "No teníamos mucha esperanza de que tuviera resultados tan beneficiosos", admitió.

La agenda comercial del gobierno de Trump prevé para este año un encuentro con Uruguay sobre el tema TIFA. "Para Uruguay va a ser una buena cosa llevar una buena delegación, pesada como se dice, para poder establecer una nueva agenda que incorpore más temas de los que tenemos", afirmó Gianelli. Además, puntualizó que Estados Unidos ha planteado de manera informal que los países del Mercosur coordinen en forma conjunta alguna posición en común sobre facilitación de comercio.

Otro de los temas que está en carpeta de la cancillería es la pérdida del beneficio del Sistema General de Preferencia SGP), Estados Unidos quitó ese beneficio el 1° de enero de 2017 tras otorgar una prórroga máxima de dos años porque se considera a Uruguay un país de renta media. El producto más perjudicado ha sido la madera que pasó a pagar un arancel promedio de 8%. Otros productos como el cuero y las preparaciones de carne ovina tributan ahora impuestos aduaneros de 2%.

La cancillería uruguaya analiza solicitar algún tipo de compensación, aunque se considera muy difícil que pueda tener éxito. "Es difícil. Una de las cosas que aprendimos de Estados Unidos es que si ellos nos dan nosotros tenemos que dar", dijo el embajador. Incluso en la próxima reunión por TIFA se harán planteos puntuales por madera, cuero y lácteos.

Avanza el acceso para carne ovina con hueso

El embajador Carlos Gianelli, dijo ayer a El Observador que "están muy avanzadas" las negociaciones para el ingreso de carne ovina con hueso al mercado estadounidense procedente de Uruguay. Explicó que distintas dependencias de ese país están analizando los resultados de las auditorías realizadas. "Se está en los últimos pasos" aseguró. El acceso de este producto es algo que el Poder Ejecutivo tramita al menos desde 2012 y entiende como una prioridad de la relación bilateral con la Casa Blanca.

Gianelli también destacó ayer los buenos resultados que registra la colocación de cítricos en Estados Unidos. El productos estrella es la mandarina con exportaciones que en la actualidad llega a unos US$ 16 millones anuales. También dijo que se están recuperando las colocaciones de arándanos y que han comenzado a crecer las ventas de naranjas y limones.


Populares de la sección