Gobierno proyecta mejoras en las exportaciones del agro para 2017

Las estimaciones abarcan a la carne bovina, arroz, lácteos y soja

Un informe del Instituto Uruguay XXI augura incrementos en las exportaciones para este año en los rubros de carne bovina, arroz, lácteos y soja, en función de factores climáticos y de precios

En ese sentido, se espera un crecimiento de 1% en el valor de las carnes, 25 % para la soja, 35 % para los productos lácteos, 6 % para el arroz y 1 % para los subproductos cárnicos. La única exportación del sector agropecuario para el que se tienen pronósticos adversos es para el trigo, que se espera disminuirá su valor en 48 %.

En el caso de la celulosa se prevé que el volumen de las exportaciones se mantenga estable, aunque sí aumentarán sus precios entorno a 2%.

El año pasado, la carne bovina obtuvo ingresos por US$ 1.473 millones, la celulosa por US$ 1.280, la soja por US$ 1.107, los productos lácteos por US$ 769 millones, el arroz por US$ 457, los subproductos cárnicos por US$ 228 y el trigo por US$ 57 millones.

El total colocado por otros sectores insertos en la cadena exportadora significaron US$ 1.871 millones y para los que se espera una valorización promedio de 5%, señala la publicación.

El conjunto de las exportaciones uruguayas de bienes –incluyendo las realizadas desde zonas francas– totalizaron US$ 8.301 millones en 2016, lo que representó una reducción anual de 7,3% respecto a 2015. Para 2017 los exportadores tienen un moderado optimismo y son cautos respecto a la recuperación de sus negocios.

Varios factores explicaron la caída de las exportaciones el año pasado. Las condiciones climáticas afectaron algunos de los principales cultivos lo que generó menores rendimientos como la soja. También los precios de referencia internacionales tendieron a la baja, lo que repercutió en menores valores exportados.

China fue el principal destino de las exportaciones uruguayas en 2016, con una participación de 22% en el total exportado. Las compras desde ese país superaron los US$ 1.840 millones, cifra 12% inferior en la comparación interanual.

"El sector agroindustrial muestra solidez en cuanto a capacidad productiva, que le permite superar condiciones adversas a nivel internacional", se sostiene en el documento difundido por el sitio web de Presidencia.

"Además presenta un gran potencial para seguir creciendo, lo cual le permite continuar consolidándose como un proveedor de alimentos de calidad para los mercados más exigentes del mundo", afirma el estudio sobre negocios agropecuarios.

Como medidas significativas del porqué invertir en el país, el informe puntualiza que Uruguay creció a una tasa promedio anual de 4,4 % entre 2006 y 2016, siendo así una de las economías de mejor desempeño en América Latina.

Agrega que la inversión extranjera directa (IED) ha alcanzado niveles récord, lo cual permitió que Uruguay se posicione entre los primeros receptores de este tipo de capitales en América del Sur, con 5,3 % del producto interno bruto en la última década.

Por otro lado, se destaca que Uruguay cuenta con ventajas comparativas en la producción de alimentos a nivel internacional, donde el sector agroindustrial tuvo una participación de 78 % del total de bienes exportados en 2016.

También dispone de 16,4 millones de hectáreas aptas para uso agropecuario, cerca de 93 % de la superficie del país. Además, la tierra se ha valorizado sustancialmente, multiplicándose por 8,5 entre 2002 y 2016, agrega la publicación elaborada por Uruguay XXI.l


Populares de la sección