Gobierno reclama otra deuda de Venezuela por US$ 30 millones

Además de los US$ 100 millones que se debe al sector lácteo, el gobierno uruguayo documentó falta de pago por US$ 30 millones a otras industrias y reclama reunión
Por Gonzalo Charquero y Gonzalo Ferreira.

El gobierno uruguayo endurecerá su posición frente a Venezuela en busca de cobrar las deudas que la administración de Nicolás Maduro mantiene con productores y empresarios uruguayos. Además de los US$100 millones adeudados al sector lácteo, el Poder Ejecutivo encabezado por Tabaré Vázquez también reclama otros US$30 millones impagos a otras industrias, que fueron enviados al país caribeño y sobre los que tampoco hubo cobro.

La cancillería espera tener la próxima semana una reunión con autoridades venezolanas en el marco del Grupo de Alto Nivel (GAN) que se formó el año pasado entre Vázquez y Maduro para el seguimiento del intercambio comercial, dijo el ministro de Relaciones Exterior, Rodolfo Nin Novoa, el viernes 18 de marzo en el Parlamento.

La intención del gobierno uruguayo es llevar la documentación de todas las deudas y además exigir su pago por entender que el Ejecutivo fue sorprendido "en su buena fe", según admitió la semana pasada el canciller. La intención del gobierno uruguayo es llevar la documentación de todas las deudas y además exigir su pago por entender que el Ejecutivo fue sorprendido "en su buena fe", según admitió la semana pasada el canciller.

El GAN fue conformado en julio de 2015 cuando los mandatarios firmaron la cancelación de la deuda que ANCAP mantenía Petróleos de Venezuela –la cual incluyó una quita–, y al mismo acordaron retomar la exportación de lácteos desde Uruguay a Venezuela que estaba frenada y había generado una crisis en el sector.

"Aquí no se trata solo de la deuda de productos alimenticios, sino que hay fármacos, laboratorios veterinarios, transformadores, entre otra cantidad de bienes que están también en esa línea", sostuvo Nin Novoa cuando fue convocado por la senadora Verónica Alonso (Alianza Nacional) a la comisión de Asuntos Internacionales del Senado.

En ese sentido el canciller agregó que la ministra de Industria, Carolina Cosse, le envió un listado de las deudas no agropecuarias "que tiene Venezuela con algunas empresas uruguayas".

Cosse dijo a El Observador que esas deudas llegan a unos US$ 30 millones y aseguro que en el gobierno están "preocupados" por estas deudas.

El Poder Ejecutivo tuvo una sucesión de contactos con el embajador de Venezuela en Uruguay, Julio Chirino, en donde el gobierno uruguayo y los empresarios se fueron de manos vacías.

Lo que se agrega

Además de lo adeudado al sector lácteo que forzó al gobierno a dar un préstamo a las compañías más grandes de ese rubro, el Ministerio de Industria asegura que la secretaría de Estado documentó todas las deudas relativas a otros sectores empresariales y que se envió un informe a autoridades venezolanas, pero nunca hubo respuesta.

El informe del Ministerio de Industria incluyó todas las deudas mantenidas por Venezuela con otros industriales que no estaban incluidos en el acuerdo comercial celebrado en 2015.
El informe del Ministerio de Industria incluyó todas las deudas mantenidas por Venezuela con otros industriales que no estaban incluidos en el acuerdo comercial celebrado en 2015.

En el acuerdo de julio del año pasado quedó establecido que estaban pendientes esas deudas y se resolvió que en 30 días Uruguay iba a recibir respuestas, según dijo Cosse.

Al pasar el tiempo y no tener respuesta, la ministra de Industria realizó una segunda reunión entre 60 empresarios que tienen pagos pendientes desde Venezuela y el embajador del país caribeño en Uruguay, Julio Chirino, pero tampoco hubo respuesta.

Entonces Industria elaboró otro informe ahora, con todos los datos, de cara a una posible reunión del GAN.

Ida y vuelta

En una nota enviada la semana pasada a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, el gobierno uruguayo reclamó la convocatoria del GAN y además remarcó "la actuación de buena fe del Uruguay en el tratamiento de la deuda de los productos uruguayos y el canje por la deuda de petróleo", según informó el canciller ante los legisladores.

El ministro agregó que después de Semana Santa el gobierno uruguayo espera un encuentro entre los vicecancilleres para avanzar en el cobro de la deuda.

"Fuimos sorprendidos en nuestra buena fe", había dicho el canciller en un evento organizado por la consultora PwC el miércoles 17 de marzo.

El Senado votó en setiembre del año pasado la cancelación de la deuda de ANCAP con PDVSA con una quita que implicaba pagar US$ 267 millones al contado en lugar de los US$ 430 millones iniciales. El gobierno uruguayo presentó en julio de 2015 el acuerdo vinculado gobierno a la compra de productos lácteos, de pollos y de arroz por US$300 millones. "Esto es oxígeno puro para el país", dijo por entonces Vázquez, que enfrentaba una crisis en el sector lácteo tras el cierre Ecolat y Schreiber Foods.

La idea manejada en un principio era que ese dinero fuera al banco Bandes, el agente fiduciario del acuerdo, para que de ese fondo se cobrarán. En los hechos, PDVSA le pidió a ANCAP que el dinero sea girado a China y el dinero todavía no llegó a manos de los productores.

Cosse opinó que "el Grupo de Alto Nivel es necesario" y dijo que apoya "fervientemente" la propuesta del canciller de "realizar un grupo de alto nivel". Cosse opinó que "el Grupo de Alto Nivel es necesario" y dijo que apoya "fervientemente" la propuesta del canciller de "realizar un grupo de alto nivel".

Los rubros no agrícolas en los que hay deudas de Venezuela son, sobre todo, electrónicos, químicos y farmacéuticos.

Las fuentes explicaron que hay algunas deudas del Estado y otras de particulares. En algunos casos el gobierno advierte "avivadas" de privados, que tienen la autorización dada por el gobierno de Venezuela para cambiar divisas con el objetivo de pagar las deudas, pero nunca se ejecutaron.

Según dijeron a El Observador otras fuentes del gobierno, el embajador Chirino de momento no pudo dar asistencia porque no tiene información concreta. Por eso la cancillería impulsa ahora el GAN, para tener contacto directo con las autoridades venezolanas.


Populares de la sección