Gobierno se hace cargo de programas sociales de la IMM

En el marco de los recortes, convenio dirigido a niños pasa al Mides
Como una de las primeras acciones en el marco del traspaso de los programas vinculados al desarrollo social a la órbita del gobierno nacional, la Intendencia de Montevideo pretende que en abril el programa Nuestros Niños comience a depender efectivamente del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Las transferencias de dinero desde la IMM continuarán, aunque irán disminuyendo año a año.

Según había asegurado a El Observador el secretario general de la comuna, Fernando Noptisch, ante la falta de caja la administración de Daniel Martínez pretendía pedir apoyo al gobierno para llevar a cabo las políticas sociales y así compartir costos que hoy solo asume la comuna.

La transferencia de ese programa al Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) se trata de la única decisión concreta en el marco de la política de mejor coordinación con el gobierno en cuanto a temas sociales y en los que la intendencia brinda servicios de alcance nacional, aseguró a El Observador la directora de Desarrollo Social de la comuna, Fabiana Goyeneche. Si bien se pretende conjugar los recursos, la idea es no resignar el rol municipal en esas políticas.

Aunque se estaba en conversaciones desde julio, el paso inicial en ese sentido -según lo establece una resolución del la comuna fechada el 19 de enero de 2016- fue la desvinculación del programa de la ONG Asociación Civil Pro Infancia Capurro, contratada por la IMM para atender el Centro Comunitario de Educación Inicial en ese barrio. Así, la asociación tramita un "contrato de mutuo disenso" con la firma de un acuerdo parcial con el Ministerio de Trabajo por el egreso de los trabajadores, y por el que la IMM deberá transferir unos $2 millones.

Para gestionar ese centro, explicó Goyeneche, se creará una nueva ONG, que pasará en conjunto con las demás organizaciones que gestionan los 18 centros del programa Nuestros Niños, a depender del INAU. "La idea es que a partir de abril, efectivamente el programa ya este en la órbita del Mides", afirmó la jerarca. Aclaró sin embargo que las inscripciones continúan siendo bajo el mismo sistema y que la cobertura y el programa de becas se mantienen.

El programa Nuestros Niños tenía un funcionamiento similar al de los centros CAIF y atendía a unos 1.500 niños de entre 4 y 6 años en situación económica vulnerable a través de Centros Comunitarios de Educación Inicial.

El programa empleaba a unas 200 personas y la comuna destinaba anualmente para su gestión unos $90 millones.

Si bien el traspaso se da en el marco de los lineamientos del Sistema Nacional de Cuidados, también responde a una política de recorte de gastos que lleva a delante la intendencia y a través de la cual procura priorizar acciones en movilidad y limpieza que son competencia directa de la intendencia. La directora de Desarrollo Social explicó sin embargo que durante el primer año la comuna aportará igualmente un porcentaje importante de ese monto, que irá disminuyendo año a año. Esto se debe a que la intendencia convino hacerse cargo de las diferencias salariales entre los trabajadores de las ONGs -privados- y los salarios públicos que abona el Ministerio de Desarrollo Social.

En el marco de las coordinaciones con el gobierno, la IMM está en conversaciones para obtener colaboración en la gestión de las líneas telefónicas de atención a casos de violencia doméstica o sida, que atienden a población a nivel nacional. Además se busca recibir más apoyo de ASSE en la gestión de policlínicas.

Populares de la sección