Gobierno y operadores esperan que carnaval corone buena temporada

Destacan un buen nivel de reservas con la presencia de uruguayos, argentinos y brasileños
Los días de carnaval volverán a tener un movimiento importante de turistas, como ha sido la tónica en esta temporada de verano. Esa es la expectativa que tiene el gobierno y también los operadores privados que esperan repetir el balance positivo con el que se cerraron los primeros 10 días de enero, donde se registró 5% más de visitantes que en 2015.

En diálogo con El Observador, la ministra de Turismo Liliam Kechichián dijo que "no hay dudas" que habrá "alta concurrencia" de turistas a los distintos balnearios. Así lo indican los niveles de reservas hoteleras y el ritmo de ingreso de visitantes al país que se registra en distintos puntos fronterizos. Si bien el feriado de Carnaval está asociado al turismo interno, la ministra destacó que también habrá "presencia interesante" de argentinos, brasileños y chilenos.

En Maldonado hay pronósticos positivos respecto al desempeño turístico de carnaval que se estima no variará demasiado respecto a lo que ha sido el resto de la temporada, con playas que han lucido repletas. En el caso de los hoteles de Punta del Este se espera que la ocupación se ubique en niveles cercanos a 80%, en lo que se sabe serán los días de más actividad en el mes.
En diálogo con El Observador, el presidente de la Asociación de Promotores Turísticos de Piriápolis, Federico Casella, indicó que en el balneario se espera "un pico de trabajo" durante el fin de semana y hasta mañana, inclusive, con presencia principalmente de uruguayos y argentinos que se reparten las reservas de alojamiento. Para lo que resta de febrero, las reservas vienen en niveles normales y no se vislumbra un pico de concurrencia.

En Rocha y Colonia

Al igual que en la zona de Maldonado, balnearios de referencia como Barra del Chuy y Punta del Diablo lucirán colmados de visitantes, al menos hasta el próximo miércoles, según dijo a El Observador el presidente de la Corporación Rochense de Turismo, Jesús Ramos.
El empresario destacó que ya se contaba con "muy buen nivel de reservas", a lo que hay que sumarle una minoría de personas que llegarán a último momento durante el fin de semana. "Hemos tenido una temporada muy buena en Barra del Chuy y más o menos en Punta del Diablo", expresó.

En relación con las tarifas que se manejan para las distintas opciones de alojamiento, el empresario indicó que se mantienen en niveles similares a los que se cobraban en enero. En el caso de Barra del Chuy, los operadores inmobiliarios del balneario decidieron hace cuatro años fijar las tarifas en pesos en lugar de dólares, dada la elevada "fidelidad" de los visitantes uruguayos, que son alrededor de 65%. El objetivo es mantener el público y los buenos niveles de ocupación.
En Colonia, la expectativa está centrada en que los niveles de ocupación en la amplia oferta hotelera que tiene el departamento se ubiquen entre 85% y 90%, un nivel similar al que se registró en el comienzo de enero.

A diferencia de otros destinos, muchos de los visitantes que llegan a la zona desde Buenos Aires lo hacen por el día y, aunque demandan servicios como el de gastronomía, no usan hoteles.
En ese sentido, el presidente de la Asociación Turística de Colonia, Alejandro Velutti, indicó que con la llegada de visitantes uruguayos y argentinos por estas fechas se espera mejorar el nivel de trabajo en el rubro, que en enero estuvo algunos puntos porcentuales por debajo de lo ocurrido en igual mes de 2015.

La actual temporada de verano arrancó con mucha incertidumbre por las dificultades económicas que atraviesa la región. Pero con el paso de los días la afluencia, principalmente de argentinos, sumado al turismo interno y a la llegada de visitantes de otros orígenes, colmó las expectativas.
En el caso de los argentinos, su llegada masiva permitió incluso contrarrestar el descenso de turistas brasileños. Eso se vio favorecido por el levantamiento del cepo cambiario, que dificultaba conseguir dólares para los ciudadanos argentinos y que fue erradicado en los primeros días de la administración del actual presidente Mauricio Macri.

Los primeros balances

La mayoría de los operadores privados y el gobierno coinciden en afirmar que se está ante una buena temporada e incluso hay casos en que se reconoce que se han superado las expectativas.
De todas formas, en los últimos días se escucharon voces respecto a que no todos los sectores comerciales pudieron beneficiarse de ese panorama.

Consultado por El Observador, el director de Turismo de la Intendencia de Maldonado, Luis Borsari, dijo que si bien enero "superó las expectativas" en términos turísticos, hay "rubros a los que no les fue bien", y puso como ejemplos al inmobiliario y al hotelero.
El problema radica en la presencia de "alternativas" para el veraneante al momento de buscar alojamiento. Para eso, hoy día existen páginas web y aplicaciones móviles que facilitan el contacto directo entre los turistas con los dueños de las viviendas para efectuar los alquileres, sin necesidad de que una inmobiliaria actúe como intermediaria.
Según Borsari, esta situación también afectó al sector hotelero, que "no aumentó ni un solo punto con respecto al año pasado" su nivel de actividad. l

Populares de la sección