Goleadores y figuras olímpicas celestes

Más allá de las 10 medallas cosechadas a lo largo de la historia, Uruguay tuvo destacados deportistas que lucieron al más alto nivel en deportes colectivos

Vea la galería de imágenes de campeones olímpicos uruguayos históricos

La participación de Uruguay en los deportes colectivos de los Juegos Olímpicos se ha visto acotada a la presencia del fútbol, el básquetbol y el waterpolo, pero con un increíble saldo de dos medallas de oro y dos de bronce.

Es cierto, los logros pertenecen a la época romántica del balompié (París 1924 y Ámsterdam 1928) y del básquetbol, cuando todavía se jugaba con retención (Helsinki 1952 y Melbourne 1956).

Pero más allá del significativo valor de los podios conquistados, la presencia de Uruguay en los deportes colectivos siempre dejó actuaciones individuales memorables, muchas de las cuales han sido tapadas por el olvido.

¿Sabía usted que Uruguay tuvo un goleador olímpico en fútbol? Tal vez. ¿Y que tuvo tres en básquetbol? ¡Sí, tres! ¿Y qué un golero de waterpolo fue elegido como el mejor de un torneo olímpico?

Repasemos: Uruguay debutó en los Juegos Olímpicos en 1924 participando en tres deportes: boxeo, esgrima y fútbol logrando la medalla de oro en el fútbol.

La campaña

Yugoslavia 7-0 (José Vidal, Héctor Scarone, Pedro Petrone 2, Pedro Cea 2, Ángel Romano)

Estados Unidos 3-0 (Pedro Petrone 2, Héctor Scarone)

Francia 5-1 (Héctor Scarone 2, Pedro Petrone 2, Ángel Romano)

Holanda 2-1 (Pedro Cea, Héctor Scarone)

Suiza 3-0 (Pedro Petrone, Pedro Cea, Ángel Romano)

Pedro "Perucho" Petrone terminó como el máximo goleador del campeonato con siete goles. Tenía entonces 19 años y jugaba en Nacional. Fue doble campeón olímpico, mundial (1930) y bicampeón de América (1923 y 1924). Es uno de los tres uruguayos goleadores de la Serie A de Italia: en 1931-1932 hizo 25 goles con Fiorentina y quedó igualado con Angelo Schiavio de Bologna. Dijo de él el Mago Scarone: "Solamente hay que pasarle la pelota y mirar el centro del campo: es gol".

En 1928 Uruguay volvió a ser campeón en Ámsterdam, pero goleador resultó el argentino Domingo Tarasconi con 11 goles.

En Berlín 1936 Uruguay presentó a dos nuevas disciplinas deportivas: básquetbol y waterpolo.

En este último deporte Uruguay fue cinco veces campeón sudamericano y un único jugador estuvo presente en todas las conquistas: el golero Enrique Pereira Kliche quien fue a los dos Juegos Olímpicos con la celeste (Berlín y Londres 1948) y además jugó al básquetbol en Atenas a comienzos de la década de 1930.

La prensa que cubrió el torneo lo distinguió en Berlín como el mejor jugador de la competencia.

Uruguay perdió con Bélgica 1-0 y Estados Unidos 2-1 empatando 1-1 Holanda sin poder superar la serie 1.

Ese mismo año Uruguay se estrenó en básquetbol alcanzando los cuartos de final donde Canadá le ganó 40-23. Posteriormente terminó sexto (entre 21 participantes).

En su segunda presentación, Londres 1948, la celeste fue quinta entre 23 rivales y Adesio Lombardo fue el máximo goleador del torneo con 167 puntos promediando 20,9 por partido.

Lo siguió el brasileño Alfredo De Motta con 115 puntos (14,4 de promedio).

Lombardo fue bicampeón sudamericano (1947 y 1949), campeón federal con Stockolmo en 1954 y de 10 partidos que jugó contra Argentina solo perdió uno.

Volvió a ser olímpico en Helsinki 1952 donde totalizó 137 puntos. El goleador fue el soviético Otra Korkia. Con 138... pero Lombardo se llevó la medalla de bronce tras ganarle a Argentina el tercer lugar (68-59).

En Melbourne 1956, Uruguay defendió exitosamente la medalla de bronce ganándole a Francia el tercer puesto (71-62). Óscar Moglia fue el goleador del certamen con 182 puntos promediando 26,0 en sus siete partidos.

El estadounidense Bill Russell, leyenda de Boston Celtics, fue décimo con 113 unidades, como para tener una idea de lo que fue Moglia, goleador del Mundial de Brasil 1954, campeón sudamericano en 1955 y cinco veces campeón federal con Welcome.

Mucho más acá en el tiempo, Horacio "Tato" López fue el goleador de Los Angeles 1984 anotando 199 puntos, 12 más que el italiano Antonello Riva. Quien tuvo el mejor promedio de anotación fue el egipcio Mohamed Soliman (25,7 contra los 24,9 de Tato). El uruguayo estuvo por delante del brasileño Oscar Schmidt (171), el alemán Detlef Schrempf (153) o el yugoslavo Drazen Petrovic (146) mientras que Wilfredo "Fefo" Ruiz ocupó el quinto lugar con 158 anotaciones. Uruguay terminó en el sexto puesto tras un torneo memorable. Desde entonces no se volvió a clasificar a un Juego Olímpico.

La última participación de un deporte colectivo se dio en Londres 2012 con el fútbol donde la sub 23 reforzada de Óscar Washington Tabárez no logró pasar el grupo.


Comentarios

Acerca del autor