Gran proporción de vacas en la faena semanal

El mercado de haciendas no encuentra el equilibrio para el novillo gordo
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

No se encuentra el equilibrio en el mercado de haciendas para el novillo gordo y sigue la presión a la baja por parte de la industria, con precios que no conforma a la oferta. La demanda de la industria se vuelca a las vacas.

El dato publicado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC) marcó que el 56% de la faena vacuna semanal correspondió a vacas, un hecho que no ocurría desde la última semana de abril pasado, cuando las vacas fueron el 57% del total sacrificado.

Por tercera semana consecutiva las vacas superan el 50% de la faena total, lo que sucedió por última vez en junio de este año. La faena de vacas de esta semana fue 31% superior a la misma semana de 2015.

El total de vacunos faenados alcanzó las 43.648 cabezas, de las cuales fueron 24.532 vacas y 17.970 novillos. Los novillos fueron el 41% de la faena y se faenaron 1% menos novillos esta semana que las misma de 2015.

El Frigorífico Tacuarembó fue la planta industrial que lideró la faena, con 4.021 cabezas, seguido de Breeders and Packers, con 3.675 cabezas, y en tercer lugar el PUL, con 3.500 reses.

Las entradas para las vacas son de una semana con un rango de precios amplio por la diferente preparación de los lotes. El rango se mueve entre US$ 2,60 y US$ 2,70 por kilo de carcasa. Se pueden obtener US$ 2,75 por kilo, pero por lotes de vacas pesadas de 480 kilos.

Menor agilidad tiene el mercado en los negocios de novillos, con precios entre US$ 2,90 y US$ 2,95 por kilo y con disparidad entre plantas para las entradas de entre una semana hasta 15 días. Hoy no se consiguen US$ 3 por los mejores lotes, el precio máximo se ubica en US$ 2,97 por kilo.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) el lunes 10 de octubre en su comentario remarcó el mayor interés de la industria por vacas y destacó que el mercado para los novillos está pesado porque los precios que ofrece la industria no conforman a los productores.

La referencia para el novillo en segunda balanza publicado por ACG bajó seis centavos, quedando en US$ 2,91 por kilo de carcasa. Para la vaca gorda mantuvo la referencia por quinta semana consecutiva en US$ 2,67 por kilo. También corrigió a la baja el precio de la vaquillona un centavo, a US$ 2,81 por kilo.

En tanto, la faena de ovinos tuvo un incremento de 18% entre semanas hasta 31.545 cabezas, un 4,5% más de actividad que la misma semana de 2015. Las Piedras fue el frigorífico que encabezó la faena, con 14.530 cabezas, que representó 46% del total. Seguido de San Jacinto, con 6.839 animales, y Sidercol con 2.534.

Aunque la faena de lanares aumentó la semana anterior, ACG corrigió a la baja el precio de todas las categorías. La oveja bajó tres centavos hasta US$ 2,95 y el cordero corrigió un centavo, a US$ 3,40 por kilo.

Mientras, en la reposición la exportación en pie está activa comprando terneros enteros, con un precio en el entorno de US$ 2,20 a US$ 2,25 y terneras hasta 180 kilos con referencia de US$ 1,70. En las otras categorías de campo para invernar hay cautela de los invernadores a la espera de las lluvias.

El precio de exportación de ganado bovino de la semana del 25 de setiembre al 1° de octubre reportado por INAC fue US$ 3.348 la tonelada, 2% por debajo del acumulado anual, que se ubica en US$ 3.419. El promedio de las últimas cuatro semanas móviles se ubicó en US$ 3.440.

El precio de exportación de la carne ovina fue US$ 6.447 por encima un 57% que el acumulado anual de US$ 4.110. Hay volatilidad en este mercado debido a los pocos volúmenes que se colocan con cambios importantes entre semanas. El precio de la última semana fue 65% superior a la anterior. El promedio de las últimas cuatros semanas móviles volvió a superar el piso de US$ 4.000, cerrando a US$ 4.630.

El mercado del ganado gordo comienza a aumentar la oferta y el rumbo que tome dependerá de las lluvias y de cómo evolucionen las pasturas.