Gremiales ruralistas escucharon e hicieron sus reclamos

En la reunión con el ministro Tabaré Aguerre hubo coincidencia de que 2016 será un año difícil
Si algo quedó claro luego de la reunión de cinco horas del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, con las cuatro principales gremiales ruralistas fue que 2016 "será un año difícil" para la producción agropecuaria.

Enfrentado a una fuerte caída de precios de los productos, en especial los lácteos, y con dificultades adicionales para colocarlos, el agro uruguayo corre riesgos de perder lo que ganó en la última década.

Según contó a El Observador Agropecuario el presidente de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), Juan Daniel Vago, el mensaje que dio el ministro Aguerre en la reunión del miércoles pasado en la sede del MGAP fue que"hay que tirar para adelante, el agro es un sector estratégico para el gobierno y ahora hay que 'comprar tiempo' mientras se supera la actual crisis".

Partiendo de la base que la situación adversa se revertirá, como ocurrió en otras ocasiones, el desafío ahora es "encontrar herramientas para pasar el mal momento" porque la demanda de alimentos continuará.

Los deberes para superar la crisis actual, con precios que amenazan la continuidad de muchas producciones, deberán hacerlos "el Estado y los productores", aclaró Vago.

En un ámbito de diálogo que Aguerre instaló en el comienzo de su gestión en marzo de 2010 –y que defiende a capa y espada–, las cuatro principales gremiales ruralistas –Asociación Rural, Federación Rural, Comisión Nacional de Fomento Rural y CAF– escucharon el diagnóstico del ministro y las líneas de trabajo que viene desarrollando.

Luego de escuchar al ministro, cada gremial tuvo tiempo de hacer su propio análisis de la situación y explicitar sus preocupaciones y aspiraciones.

Alerta roja

El presidente de CAF recordó que en este año "desafiante", como lo definió Aguerre, sobresale la caída de precios de la leche, el trigo, la soja y el arroz. "En esas cadenas de valor hay un alerta roja".

En ganadería, que es el rubro que estaría mejor porque el precio de la carne no cayó como en otros productos, "es donde existe una mayor brecha tecnológica".

El panorama se agravó con una sequía incipiente, que ya afecta los cultivos de verano. "Y con los precios internacionales (de las materias primas) es casi inviable producir sin endeudamiento", remacó Vago.

Un problema adicional para Uruguay es que "no incide en los mercados externos" para una mejora de los precios, que en el caso de los lácteos cayeron entre 40% y 50% en los últimos meses.

Para el presidente de CAF esto es crucial porque son los productores y empresas que "deben decidir si continúan en el negocio, más allá que exista la mejor buena voluntad del gobierno tratando de minimizar los impactos adversos".

Los que se queden trabajando en la producción agropecuaria "deberemos usar ahorros o endeudarnos porque no se puede ordeñar menos, no se puede desmantelar la empresa".

Parte de los deberes de los productores pasan por "ajustar los costos de producción y aumentar la productividad, así como mejorar la gestión, integrarse y realizar alianzas". Precisamente, las cooperativas agrarias suscribieron un acuerdo con sus pares paraguayos para ganar escala en la comercialización.

La competitividad estuvo también sobre la mesa en la cumbre entre el ministro y las gremiales, que mencionaron la necesidad de acelerar el tipo de cambio real para acompasar a los países de la región que compiten con Uruguay.

Además, reiteraron que existe un Estado grande e ineficiente, que atenta contra el desarrollo productivo, así como consideraron como excesivas las demandas sindicales. También reclamaron una acción más intensa en la política de acceso a los mercados externos, donde Uruguay tiene dificultades por la falta de acuerdos de comercio o debe pagar aranceles que otros no pagan.

Se precisa "una señal" del gobierno

Los productores agropecuarios "necesitamos alguna señal del gobierno", como hacerse cargo de la deuda de Venezuela por la exportación de lácteos, aseguró a El Observador Agropecuario el presidente de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), Juan Daniel Vago.

El presidente de CAF dijo que en el encuentro con el ministro Tabaré Aguerre se barajaron otras medidas a estudio, como la rebaja de combustible y la energía. El ministro anunció que está trabajando para que la exportación de ganado en pie no tenga ningún obstáculo.

Sin embargo, Vago recordó que "el gobierno no hizo las cosas que había que hacer cuando hubo plata, como por ejemplo ahorrar" y remarcó que, pese a la intención de ayudar con medidas al agro, otros sectores como la industria también están mal y se hace difícil contemplar a uno solo. Esa es una traba para eliminar el subsidio indirecto del agro al transporte urbano de pasajeros.

Sin embargo, a través de las políticas públicas, el gobierno "deberá tirarle alguna piola a los sectores más sensibles", dijo Vago, y agregó que el agro "necesita reglas claras", que no fueron respetadas con la aplicación de nuevos impuestos, y acelerar el tipo de cambio, entre otros.

Populares de la sección

Acerca del autor