Gremio advierte que crisis en colegios afecta a unos 140 trabajadores

Sindicato prevé "juego al achique" en varios colegios y paralizan hoy sus actividades por 24 horas

Bajo la premisa "Que la crisis no la paguen los trabajadores", el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep) realiza hoy un paro de 24 horas –el primero del año– en defensa de las fuentes de trabajo y en rechazo a la "inestabilidad" que se vive en el sector.

Desde fines del año pasado son varios los colegios que ante problemas económicos han resuelto ajustar el presupuesto y reducir su propuesta educativa, lo que redundó en la pérdida de empleo de decenas de trabajadores.

Según las cifras que maneja Sintep, el número de trabajadores afectados por esta situación desde diciembre hasta la fecha asciende a 140 aproximadamente. Entre estos se encuentran los despidos, los envíos a seguro de paro y los despidos indirectos por reducción del horario laboral, según el gremio.

Aníbal Esmoris, dirigente de Sintep, dijo a El Observador que además de las situaciones públicamente conocidas (colegio José Pedro Varela, Gabriela Mistral y Nubarian) "hay unos 18 o 20 lugares más que también están en dificultades". En los próximos meses "se viene una movida fuerte de los colegios, que van a jugar al achique", añadió.

Luces amarillas

Las dificultades en el sector de la educación privada comenzaron a fines del año pasado, cuando el colegio Gabriela Mistral (Malvín), resolvió el envío a seguro de paro de una funcionaria de limpieza, lo que derivó en la ocupación del edificio durante diez días de diciembre.

Días más tarde, el consejo administrativo del colegio José Pedro Varela comunicó el cierre de la institución y el envío a seguro de paro de sus 450 trabajadores debido a problemas económicos. Tras semanas de negociación, una comisión de padres logró presentar un plan alternativo y salvar la institución. No obstante, unos 80 trabajadores aproximadamente, vieron afectada su fuente laboral, dijo a El Observador Sergio Sommaruga, encargado de asuntos laborales de Sintep. Entre estos, hay quienes se quedaron sin trabajo porque tenían un contrato a término, quienes lo perdieron debido a reducción de los grupos y aquellos que vieron reducido su horario y, por tanto, su salario.

En tanto, el conflicto en el Gabriela Mistral se agudizó cuando en febrero la dirección del colegio anunció el cierre de sexto año de liceo, aduciendo problemas financieros. A raíz de ello, unos cinco trabajadores aproximadamente perdieron su empleo, dijo Sommaruga. También en febrero y por problemas financieros, el colegio Nubarian (Prado) comunicó el cierre del liceo, lo que dejó a 32 funcionarios sin trabajo, cifra a la que se suman dos más que habían sido despedidos en diciembre, señaló a El Observador Miguel Cabrera, delegado de Sintep.

Sommaruga manifestó que a esos trabajadores se suman ocho más de otros colegios privados. A su vez, expresó que hay varios clubes de niños surgidos de convenios con el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (Inau), que se encuentran en situaciones similares. Tal es el caso del Centro Lourdes (Ciudad Vieja), donde cinco funcionarios aproximadamente vieron afectada su fuente laboral, y Camino a casa (Jardines del Hipódromo), donde nueve trabajadores fueron enviados a seguro de paro.

Por su parte, Esmoris puntualizó que el reclamo salarial que incluye la plataforma tiene que ver con que los trabajadores del sector educación no formal (centro Caif, club de niños, etc) puedan beneficiarse del pago de antigüedad.


Populares de la sección