Gremio de Coca-Cola busca evitar cierre en centros de distribución

Está dispuesto a aceptar merma de personal si los números lo justifican
La multinacional Coca-Cola y el sindicato de trabajadores de esa compañía han mantenido cinco reuniones bipartitas con el propósito de alcanzar una salida negociada, tras la determinación de la empresa de cerrar cuatro centros de distribución en el interior.

En diálogo con El Observador, el presidente del gremio de Coca-Cola, Pablo Cabrera, explicó que la empresa sigue con la idea de introducir una reestructura en los centros de distribución del interior, al argumentar que se produjo una "merma" en las ventas del orden del 5% a 6% respecto al año pasado. En algunos casos, ha jugado en contra –en particular con la frontera brasileña– el debilitamiento del real frente al dólar, añadió el gremialista.

Cabrera indicó que los jerarcas de la compañía "aún no tienen claro" qué modelo de atención se implementará en los centros de distribución de Soriano, Colonia, Treinta y Tres y Cerro Largo. La plantilla de trabajadores directos de Coca-Cola que está asociada a estos centros logísticos es de 70 operarios. "Va a ser una tarea difícil (mantener todos los empleos) porque, si los números de la empresa son reales, no se pueden generar más ventas de las que hay. La idea es tratar de entender y corroborar esos números", explicó el presidente del gremio.

El sindicato estaría dispuesto a convalidar una menor plantilla de operarios siempre y cuando Coca-Cola mantenga bajo su órbita estos centros de distribución, y no relegue esa tarea a un distribuidor mayorista privado. "La idea es tratar de mantener el mayor número de puestos apostando al diálogo. Son zonas donde la empresa reconoció que la gestión a distancia no le funcionó", advirtió Cabrera.

La visión de la empresa

Cuando estalló el conflicto hace poco más de dos semanas, la empresa envió una comunicación en la que explicó las razones de su reestructura. "Desde hace algunos años los costos y gastos de nuestra empresa vienen creciendo a un mayor ritmo que los ingresos. Por este motivo, y con el objetivo de acelerar y asegurar el crecimiento de nuestro negocio en el largo plazo, desde la empresa venimos realizando una serie de acciones para agilizar y lograr una mayor eficiencia en todas las áreas", indicó Coca-Cola.

Añadió que luego de "un exhaustivo análisis sobre el actual abastecimiento del mercado, se ha decidido que la distribución de productos en la zona de Soriano, Colonia, Treinta y Tres y Cerro Largo sea realizada a través de operadores independientes. Asimismo, en las zonas de Montevideo y Canelones, se optimizará la atención a clientes y entrega de productos. Este nuevo modelo es la forma en la que opera la industria de bebidas desde hace más de diez años", explicó la compañía.

La empresa admitió que esta reestructura impacta en una menor proporción de trabajadores. "En los centros de distribución que se cierran y para el personal de distribución propia de Montevideo se desvincula al 100% de la plantilla. En el caso del área de ventas, las desvinculaciones se definieron a partir de la evaluación del desempeño de todos los vendedores en los últimos tres años", indicaron en Coca-Cola. Las negociaciones se desarrollan de forma bipartita y hay plazo hasta el próximo 23 de mayo para encontrar una solución.


Populares de la sección