Gremio docente: falta de profesores calificados en la periferia "no es un problema"

Los sindicalistas, que reclaman por mayores salarios, rechazan la idea de que cobren más los docentes que quieran enseñar en los contextos más críticos

Que los profesores con más antigüedad y -por ende- mayor experiencia, elijan liceos del centro de Montevideo, dejando a los menos experientes en liceos de la periferia, no es visto por los docentes como un problema. Por el contrario, consideran que cualquier profesor -por mayor o menor grado que tenga- está formado para trabajar en centros educativos de diferentes contextos socioeconómicos.

Para el sindicalista Mario Bango, exdirigente de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), "más que docentes, el problema está en la mala infraestructura de los centros". En diálogo con El Observador, Bango destacó que los profesores más jóvenes, de menores grados y que terminan trabajando en los liceos que no eligieron los de más años en la docencia, tienen como ventaja una cercanía generacional con sus estudiantes, que los lleva a tener un mejor relacionamiento.

En una línea similar, el dirigente de Fenapes y de la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (Ades) de Montevideo, Luis Martínez, sostuvo que la mala infraestructura como los salarios "miserables" de los docentes son los que preocupan, no que un profesor de grado 7 -el máximo- prefiera trabajar en un liceo en el Prado y no en uno de Casavalle. "Los profesores están formados para trabajar en cualquier lugar. Pero tienen que recibir un salario mayor, que es miserable y vergonzoso, es un insulto a los docentes. Se tienen que generar mejores condiciones. En los liceos de contextos más vulnerables hay mixtura entre docentes experientes e inexperientes, pero el problema de fondo no es ese", dijo a El Observador.

Según una solicitud de acceso a la información pública realizada por El Observador a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), del total de cargos tomados a octubre de 2015 en Secundaria, más de la mitad (50,5%) fue ocupado por profesores de grado uno y dos. Entre los 15 liceos de la capital con más profesores grado uno en promedio, es decir que comenzaron a ejercer hace menos de cuatro años, la mayoría se ubica en barrios de la periferia. Algo similar sucede en el interior, donde los profesores que ejercen hace menos trabajan en pueblos y las ciudades son elegidas por docentes de grados altos.

"Acá no se puede pretender que la educación resuelva problemas de fondo, como la naturalización de la pobreza" - Luis Martínez, dirigente de ADES Montevideo y Fenapes.

El consejero de Secundaria, Daniel Guasco, señaló a El Observador que esa situación sucede más en Bachillerato, pero no tanto en Ciclo Básico. Para Guasco, es una preocupación no por la capacidad de los docentes para lidiar con diferentes situaciones, sino por la falta de horas. "Siempre estamos en el borde. Hubo entre 5.000 y 6.000 horas que no pudimos cubrir", dijo y destacó que hay muchos recién egresados (grado uno) que se comprometen con el liceo en el que les toca trabajar y hacen un excelente trabajo a pesar de que les falta experiencia.

Guasco coincidió con Bango y Martínez en que son las condiciones laborales las que definen la calidad de la enseñanza, más allá de los años en la profesión. "Puede haber diferentes procedimientos para tener a los mejores docentes, pero lo mejor es un mejor salario. Que el docente viva con las horas de clase normales y que no tenga que hacer de más para poder vivir. Si le pagaran lo que tienen que pagarle sería mucho mejor. Tendríamos que empezar a trabajar ya en un proceso que no va a ser fácil", manifestó.

Mismo trabajo, misma remuneración

Si bien la brecha es cada vez más pequeña, los profesores que trabajan en Bachillerato siguen ganando más que los de Ciclo Básico. Los sindicatos de la educación consideran que esa brecha debe desaparecer y parten de la base que a igual trabajo, la remuneración debe ser exactamente la misma. El mismo criterio utilizan para criticar una propuesta del presidente Tabaré Vázquez, que durante la campaña electoral en 2014 propuso dar estímulos económicos a profesores de grados altos que eligieran trabajar en liceos periféricos.

Bango sostuvo que Fenapes siempre estuvo en contra como sindicato de esa propuesta porque se trata de una propuesta "estigmatizante". Martínez también afirmó que a igual trabajo se debía percibir el mismo salario y que la propuesta de Vázquez fue "demagógica" y "para la tribuna".

En noviembre del año pasado, cuando los docentes debían comenzar con la elección de horas para 2016, Secundaria propuso que la elección valiera también para 2017, pero Fenapes se opuso. Finalmente, una comisión bipartita definirá este año si están las condiciones o no para que las horas elegidas rijan también para el próximo año, según dijo el consejero Guasco.


Populares de la sección