Grueso de la industria continúa sin consolidar su recuperación

Producción del núcleo bajó 0,6% en abril tras crecer 1,8% en primer trimestre

El alto en la producción de la planta de refinería de combustibles de ANCAP tuvo un fuerte efecto en el desempeño de la industria en abril. Pero incluso si se mira más allá de la planta de La Teja, el crecimiento se concentra en los grandes actores del sector, mientras que el núcleo duro industrial mantuvo una leve caída en el último mes.

Según los datos divulgados este lunes por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la producción industrial se contrajo 16,1% en abril respecto a igual mes del año pasado. Sin embargo, esa caída se debió prácticamente por completo a que durante todo ese mes la refinería de ANCAP estuvo parada debido a tareas de mantenimiento previamente programadas.

Cuando se quita la producción de la refinería de la comparación interanual, el resto de la industria creció 2,8% respecto a abril del año pasado. Pero esa expansión no se dio de forma generalizada sino que se vio concentrada en pocas empresas de gran porte.

Si se considera el núcleo duro industrial –que excluye no solo la refinería de ANCAP sino también las plantas de celulosa de UPM y Montes del Plata, y la procesadora de Pepsi en zona franca–, la producción durante abril se contrajo 0,6%, y dejó atrás un crecimiento de 1,8% en promedio durante el primer trimestre del año.

Esos sectores se excluyen del análisis debido a que están compuestos por pocos agentes de gran tamaño y con dinámicas particulares respecto al grueso de la industria. A la vez, su porte no se condice con el impacto que generan en otras variables relevantes, como el empleo.

Pese a la caída del último mes, la industria mantiene una mejor evolución respecto a un año atrás. En abril de 2016, la actividad del núcleo duro manufacturero se contrajo 7,4% respecto a igual mes del año anterior, lo que implicó una caída mucho más pronunciada que la actual.

De hecho, en una perspectiva de más largo plazo, la industria recuperó recientemente una muy tímida tendencia al crecimiento. Si se considera el promedio de los últimos 12 meses y se lo compara con el año móvil inmediato anterior, el núcleo duro de la industria se expandió 0,8%.

Sin embargo, uno de los mayores problemas que genera la actual coyuntura industrial es la dificultad para sostener los niveles de empleo.

Pese al virtual estancamiento de la industria en materia de producción, el sector sigue expulsando trabajadores.

Según los datos divulgados este lunes por el INE, las horas trabajadas en el sector manufactureros se redujeron 5,1% en abril respecto a igual mes del año pasado, mientras que la cantidad de trabajadores ocupados se contrajo 0,2% durante el mismo periodo.

Por sector

Prácticamente la mitad de los rubros de actividad que componen el sector manufacturero local se encuentran en caída, mientras que el resto mantiene tasas de crecimiento que en algún caso, duplican la producción del año pasado. Las buenas noticias vienen por el lado de la industria automotriz. El apartado otros equipos de transporte, que incluye las autopartes, tuvo un crecimiento de 108% en su actividad respecto a igual período del año pasado. En tanto, la producción de vehículos automotores subió 77% en volumen físico en el último mes relevado respecto a abril de 2016.

Otro sector de fuerte expansión fue el de la industria papelera, con un crecimiento de 32% interanual.

Por el contrario, la industria del petróleo y sus derivados se paralizó completamente en el último mes relevado, mientras que las actividades de encuadernación redujeron su producción en 27% y la industria del caucho y el plástico cedió 25%. l


Populares de la sección