Grupo de Constanza Moreira insiste al FA con debate "amplio" sobre impuestos

Casa Grande reclamó proyectar una "construcción de izquierda social" y no "agotarse en cómo triunfar en el 2019"
Uno de los bloques del Frente Amplio que expone más diferencias con la línea del equipo económico astorista, el grupo Casa Grande liderado por la senadora Constanza Moreira, insistirá en el Parlamento con aplicar cambios tributarios durante la próxima Rendición de Cuentas. Además, en una declaración emitida después de la reunión de sus principales dirigentes, Casa Grande reclamó al oficialismo pensar en una "construcción social de izquierda" y no solo en ganar las elecciones de 2019.

La Coordinación Nacional de Casa Grande exigió incorporar a la discusión del presupuesto un debate "lo más amplio posible" sobre la política tributaria ante "un contexto en el que el bajo crecimiento pone en cuestión los recursos necesarios para continuar avanzando" con el programa de gobierno, según una declaración difundida por el sector.
Aunque las propuestas impositivas quedaron fuera del documento que el Frente Amplio entregó el lunes 6 de marzo al presidente Tabaré Vázquez, el tema tributario será analizado en dos comisiones legislativas conformadas por el oficialismo.

Mientras los astoristas defienden el marco vigente, Casa Grande, el Partido Socialista y el Partido por la Victoria del Pueblo plantearon en febrero a la Comisión de Programa del Frente Amplio implementar la no devolución del excedente del Fondo Nacional de Salud, aumentar la tasa del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas, el Impuesto al Patrimonio y gravar las herencias.
"Entre los economistas de izquierda se está discutiendo cómo gravar al capital, y el Uruguay y el Frente Amplio no pueden estar ausentes de este debate. Los impuestos son no solamente una fuente de recaudación sino un instrumento de redistribución de renta y el Frente Amplio no puede dejar de dar esta discusión por el miedo a espantar", señaló la declaración de Casa Grande.

En el documento el grupo también reivindicó al 8 de marzo como un día de lucha por los derechos de las mujeres y trazó una perspectiva estratégica para la coalición de izquierdas.

"El Frente Amplio es el crisol de preferencias y miradas políticas, pero somos una fuerza de izquierda, comprometida con la transformación del mundo, y debemos comprometernos con la construcción de una cultura contrahegemónica. Para ello debemos defender una perspectiva feminista, ecologista, anticapitalista y democrática de la izquierda", sostuvo Casa Grande.

"La perspectiva estratégica del FA no puede agotarse en cómo triunfar en el 2019 sino que tiene que ser de más largo aliento, incorporando la construcción de izquierda social, cultural, y política más allá del gobierno y con la participación de todos y todas quienes luchamos todos los días desafiando el poder y el status quo en la vida cotidiana", agregó la declaración.