Guía para encontrar empleo: cambie su estrategia

Adapte la estrategia a otras plataformas y a los agentes que ahora son protagonistas en el mercado de selección

Aunque el ruido que hacen cada vez más redes, portales, plataformas, nuevos agentes, ideas y tendencias puede confundir a quien busca un empleo, lo cierto es que adaptarse a esas nuevas fórmulas y herramientas ofrece nuevas oportunidades para establecer estrategias diferentes de búsqueda y satisfacer una necesidad del mercado laboral hipercompetitivo: hay que distinguirse del resto.

Uno de los factores que debe tener en cuenta al buscar un puesto es que cada vez más compañías son autosuficientes al seleccionar candidatos. Esto no quiere decir que los agentes tradicionales -cazatalentos, consultoras, empresas de selección, redes profesionales o portales de empleo- hayan quedado anulados o apartados del negocio de la selección. Lo que ocurre es que debe conocer y tener presente la actividad y presencia de agentes nunca vistos hasta ahora o la existencia de otras fórmulas de búsqueda... Y tendrá que adaptar su estrategia de rastreo. Así, es conveniente que conozca sus fortalezas y a los reclutadores que más le convienen para acceder al empleo que más le conviene.

Ofertas invisibles

Para empezar, un dato ya sabido pero fundamental cuando empieza la búsqueda: en el escenario laboral actual, el 80% de las ofertas de empleo son invisibles. Esto implica que los cauces tradicionales para saber siquiera que existen no sirven apenas. Sin contactos fiables, las posibilidades de encontrar trabajo disminuyen drásticamente.

La consecuencia: Construya una red de networking sólida que te permita acceder a las ofertas de trabajo ocultas. Cultive y haz que destaquen las referencias que puedan hacer los conocidos o amigos.

Nuevos agentes

Resulta necesario que conozca y sea capaz de reaccionar a otro factor fundamental que tiene que ver con la forma en que actúan los reclutadores. Hoy ya no vale solo con identificar candidatos. Se hacen necesarios ciertos procesos de adaptación de los perfiles profesionales para que éstos sean adecuados a las necesidades reales de las empresas que podrían contratarlos, y los cazatalentos y empresas de selección -incluso algunas plataformas y redes profesionales- tienden a realizar labores de consultoría para formar y tunear a los candidatos, a imagen y semejanza de la organización y del puesto que van a ocupar.

Esto no sólo implica un cambio de actitud y de actividad para los empleadores. También supone cambiar el paso a los candidatos. Se acorta el tiempo de identificación, aunque se exige más esfuerzo para discriminar el valor de los posibles candidatos. La simple identificación es una commodity.

Cambio radical

Una encuesta de Adecco sobre trayectoria profesional refleja que "siete de cada diez empleados afirman que en algún momento de su vida profesional han desempeñado algún trabajo que no estaba relacionado con su formación y/o experiencia previa".

Trabajar en empleos diferentes implica un paso adelante, y cambiar de ocupación, de sector o incluso de profesión y de carrera, es un consejo cada vez más común, tanto para simples graduados o recién empleados como para profesionales con experiencia. Es evidente que para aquellos que tengan un bagaje laboral reconocido puede resultar mucho más arriesgado interrumpir su carrera para emprender un cambio total, y que no todos pueden permitirse invertir tiempo y dinero para desarrollar las nuevas habilidades que ya son indispensables.

En todo caso, se trata de ser capaz de maximizar en otro sector, puesto o actividad lo que sabes hacer, y de encontrar caminos alternativos porque ha adquirido y domina las competencias que se pueden aplicar en otro sector.

El valor de tu 'producto'

Ya suena a tópico, pero es una máxima imprescindible: Cree su propia empleabilidad. Debe venderse como si fuera una empresa o un producto y diseñar su carrera pensando en quién podría invertir en su talento, porque demuestra resultados y es capaz de asumir riesgos.

Analice quién va a apostar por su talento y cuál es el valor del producto que ofrece.

Nueva relación laboral

Emergen nuevas fórmulas laborales que tienen que ver con una relación muy diferente entre empleado y empleador basada en el hecho de que el trabajo para siempre se acabó, igual que la permanencia toda la vida laboral en una misma empresa. Cuando busca un nuevo empleo debe tener en cuenta la aparición de modelos de freelance, el trabajo por proyectos, trabajo independiente, e incluso la tendencia a no ir a la oficina para trabajar.


Fuente: Expansión

Populares de la sección