Habilitan mini cajeros en comercios y para débito solo se pedirá PIN

Clientes podrán retirar hasta $ 1.719 diarios

En el marco del proceso de inclusión financiera, el Banco Central del Uruguay (BCU) aprobó hoy dos medidas que apunta a extender la utilización de los medios electrónicos de pago. Por un lado, se aumentó desde hoy la extensión de las redes de extracción, permitiendo al usuario realizar retiros de efectivo por hasta un máximo de 500 UI diarias ($ 1.719), en establecimientos comerciales no financieros, en oportunidad de compras de bienes y servicios con tarjetas de débito y dinero electrónico. Esa posibilidad -que no regirá para retiros con tarjetas de crédito-, se conoce a nivel internacional como "cash back".

La misma permite que todos aquellos comercios que lo deseen y que cuenten con POS puedan ofrecer a sus clientes realizar pequeños retiros de efectivo asociados a sus compras con tarjeta de débito. De esta forma, el gobierno apunta a multiplicar los puntos de extracción de efectivo en todo el territorio nacional, especialmente en las localidades que actualmente no cuentan con cajeros automáticos.

Por otra parte, se agilizará y unificará la operativa para los pagos con tarjetas de débito. Desde ayer el BCU resolvió que solamente se exija el PIN para las transacciones, sin necesidad de firma o escrituración de dato personal alguno, cuando efectúa una transacción que no supera las 5.000 UI ($ 17.190). "Aquellos establecimientos que así lo requieran tendrán plazo para realizar la adecuación tecnológica hasta el 31 de diciembre de 2016. Además, el comprobante (voucher) que recibe el cliente incluirá en su diseño la inscripción: "No se requiere firma u otro tipo de datos personales". Esta disposición no rige para las operaciones con tarjeta de crédito o las compras que se realizan con medios electrónicos en el exterior.

El coordinador de la ley de inclusión financiera, Martín Vallcorba, dijo a El Observador que esta medida está enmarcada en la estrategia de extender los puntos de extracción de dinero en todo el territorio nacional que en primer lugar comenzó con los cajeros automáticos, luego se extendió a los corresponsales financieros, y que ahora culmina con los cash back. Al 30 de junio las autoridades se estimaba que en Uruguay había 50 mil POS.

"La gente se va a animar a manejarse sin efectivo cuando tenga la certeza que en cualquier comercio podrá retirar dinero", explicó el jerarca.

Vallcorba indicó que esta modalidad dará "mayor capilaridad" a la ley de inclusión financiera y permitirá que barrios y pequeñas localidades del interior -que no cuentan con un cajero automático o un corresponsal financiero (redes de pagos)- puedan retirar montos pequeño de efectivo.


Populares de la sección