Habló la esposa del Chapo Guzmán: "No me consta que trafique con drogas"

Dijo que a su marido le achacan todos los problemas del mundo. Vea el video
Entrevista mujer del Chapo

A Emma Coronel, la esposa del que durante meses fue el hombre más buscado de su país porque se escapó de una cárcel de máxima seguridad, no le consta que su marido sea un narcotraficante. La Justicia lo señala como alguien que está al frente de la organización criminal más grande del mundo, que controla el 60% del mercado de la heroína en Estados Unidos. Pero ella dice que no, que el Chapo Guzmán no es un delincuente.

Emma Coronel, de 26 años, es la tercera esposa de Joaquín Guzmán Loera, de 61. Se había mantenido fuera de la escena pública pero rompió el silencio para defender a su esposo, quien tras haber protagonizado una sonada fuga en julio de 2015 fue capturado en enero pasado y está de nuevo preso.

"Él todavía no ha sido juzgado ni sentenciado, no se le han comprobado sus delitos".

La joven, que se casó con el capo apenas cumplió los 18 años, habló en una entrevista con el canal Telemundo, que se emite en español en Estados Unidos. Aseguró que trataron de convertir a su marido en un "monstruo" al que le achacan todo lo malo que ocurre en el mundo. Pero a ella "no le consta" que la realidad sea así.

"A mí no me consta que trafique con drogas", aseveró. "El gobierno se encargó de hacer ver a Joaquín Guzmán como el capo más buscado del mundo, eso no significa que él se haya convertido en el capo más buscado del mundo (...). No sé si lo han querido hacer conscientemente o para tapar cosas más importantes, porque se me hace bastante exagerado la serie de cosas que sacan y dicen", precisó.

"Todas esas cosas que dicen son puras meras suposiciones, porque él todavía no ha sido juzgado ni sentenciado, no se le han comprobado sus delitos", aseguró la mujer. La justicia mexicana está ultimando su extradición a Estados Unidos, donde tiene casos abiertos en una decena de ciudades por narcotráfico, homicidio y secuestro. Por ahora, el hombre no fue citado a declarar nunca.

"A mí no me consta que trafique con drogas", dijo la esposa de Guzmán en una entrevista.

Tras la fuga del Chapo en julio, las autoridades lo recapturaron el ocho de enero, seis meses después. Entonces lo enviaron nuevamente a un penal de máxima seguridad y tomaron precauciones para que no se vuelva a fugar: más cámaras de vigilancia, lo trasladan de celda cada cierto tiempo y lo vigilan más de cerca.

La mujer denuncia que lo tienen "sometido" y el abogado del narco, José Refugio Rodríguez Núñez, precisó que apenas duerme y lo tratan como un "zombi". "Le están pasando lista cada hora, no lo dejan dormir, no tiene privacidad para ir al baño, no lo sacan ni siquiera a caminar al patio", explicó la mujer. Ella asegura que las autoridades lo están castigando, en un intento por cobrarse su fuga, e indicó que teme por su vida, de la que responsabilizó al gobierno mexicano.

Coronel se dirigió a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para alertar de esa situación, pero, según dijo, no le dieron respuesta. Según las autoridades, el trato que se le da a El Chapo es el que reciben los presos de su "misma peligrosidad".

El otro Chapo Guzmán

El Chapo que describe Coronel no parece el mismo que figura en la prensa. "Es muy atento, cariñoso, respetuoso, alegre. Hace que se te olviden los problemas. Es muy inteligente, su inteligencia se basa en los golpes de la vida", describió la mujer. Ella y Guzmán son padres de unas mellizas que "lo adoran y preguntan constantemente por él".

"No sé de donde sacan que es un hombre sanguinario, incluso un violador. Se me hace como muy injusto decir todas estas barbaridades de él", reconoció.

Se conocieron cuando ella tenía 17 años, en una fiesta en un rancho. La chica tenía novio y acababa de ganar el concurso de reina de la belleza de Sinaloa. Él, de 51 años y amo de la mayor organización criminal del mundo, la miró con simpatía. Al rato otro hombre se acercó a la joven y le dijo que el "señor" quería bailar con ella. "Por supuesto, le dije yo. Porque en los ranchos aunque tengas novio tienes que bailar con todas las personas que te inviten".

Se enamoró de su "plática", su conversación, y del modo como él la cortejaba. Asegura que le inspiró "muchísima confianza". Se casaron cuando ella se hizo mayor de edad, y desde entonces se han tenido que mudar varias veces por motivos de seguridad. A ella le gustaría que su marido fuera "menos señalado, que no estuviera siempre en el ojo del huracán".

El padre y el hermano de la mujer de 26 años están en prisión, acusados de narcotráfico. Otro de sus hermanos está detenido porque es sospechoso de haber participado en la última fuga del narcotraficante mayor.

Ella niega que su marido sea uno de los hombres más ricos del mundo, pues desconoce dónde está todo ese dinero que se le atribuye. Y no, no le consta que el Chapo Guzmán trafique con drogas.


Populares de la sección