Habrá menos plasmas y autos 0 km: el dólar llegó al máximo desde 2009

Expertos alertan por impacto en consumo. El mercado automotor y la demanda de bienes durables se verán resentidos

El dólar volvió ayer a dispararse y no solo superó todos los valores registrados en 2012, sino que además marcó un máximo en cuatro años. En el promedio de las operaciones interbancarias, el billete verde cerró a $ 22,431, con una suba de 1,84% respecto al miércoles. Si bien la depreciación de la moneda significa un ayuda para mitigar la pérdida de competitividad que alarmó a los sectores exportadores este año, la contracara sería una desaceleración del consumo doméstico, particularmente de bienes durables como electrodomésticos y autos cero kilómetro. Al mismo tiempo, una cotización del billete verde más elevada en agosto comenzará a pesar de forma negativa en la medición del Índice de Precios al Consumo (IPC).

Si bien en la última transacción, la divisa estadounidense cerró a $ 22,45, llegó a tocar los $ 22,65 en el transcurso de la jornada. Un tipo de cambio tan alto no se alcanzaba en la plaza local desde el 28 de agosto de 2009.

A estos niveles, la divisa comenzará a repercutir en el nivel de inflación. En la medida en que la variación de los precios se mide en comparación con igual período del año anterior, los registros actuales implican un cambio de escenario respecto a meses anteriores.  La cotización alcanzada ayer se encuentra 4,2% por encima del registro del año pasado a la misma altura del calendario. Hasta julio, la situación había sido la opuesta: el mes pasado, el billete verde cotizó en promedio todavía 3,3% por debajo del año anterior. Eso implica que, mientras en julio el dólar contribuía a moderar las presiones inflacionarias, en agosto empieza a sumar.

De hecho, los precios de los bienes y servicios que se comercian con el exterior –denominados transables– funcionaban como un amortiguador de las presiones inflacionarias originadas en la dinámica de la propia economía uruguaya. Mientras que el índice general de precios subió 8,75% en los 12 meses finalizados en julio, el componente externo de la canasta subió apenas 4,16%, de acuerdo al monitoreso de precios transables que realiza la Unidad de Análisis de El Observador.

El principal disparador de los precios estaba hasta ahora en la economía doméstica, en aquellos bienes y servicios que no se importan ni se intercambian con el exterior y por lo tanto, su valor se fija por las condiciones de demanda locales y los costos que enfrentan las empresas. De hecho, ese componente de la canasta se encareció 10,33% en los últimos 12 meses, muy por encima de la media de los precios.

Consumo
La gerente del área económica de PwC, Mercedes Comas, consideró que habrá un “impacto” por la suba de la divisa estadounidense. En este sentido, recordó que en los últimos tiempos los rubros más dinámicos del consumo venían siendo los bienes durables, como vehículos, electrodomésticos, televisores LCD, entre otros, que son artículos que se abaratan con un dólar bajo.

“Un aumento de casi el 20% en el tipo de cambio en dos meses, es un incremento importante que seguramente tenga impactos en el consumo. Los últimos datos de ventas de automóviles 0 km quizás no lo reflejen, pero hay que considerar que las ventas que se concretaron recientemente corresponden a negocios efectuados meses atrás. Tendremos que esperar los datos de los próximos meses para evaluar el eventual impacto, pero el dólar es una variable clave en este tipo de consumo”, alertó la economista a El Observador. La venta de vehículos 0 km alcanza su pico de ventas en el trimestre octubre-diciembre.

En una línea similar el director de la consultora Inteligencia Comercial, Gonzalo Soutiño, admitió que un incremento del dólar en el mercado doméstico afectará el comportamiento del consumo, aunque precisó que todo dependerá de la magnitud y lapso de tiempo en que se produzca. “Hace algunos meses hablamos de la barrera de los $ 20 y hoy estamos arriba de $ 22”, recordó el experto a El Observador. Añadió que el consumidor reacciona de una forma diferente si la suba del tipo de cambio es gradual a si tiene un salto importante en un breve período de tiempo. Para Soutiño, la suba del tipo de cambio afectará la compra de grandes electrodomésticos y autos nuevos. “Ahora pesa de otra forma endeudarse en una cuota en dólares a 18 o 24 meses. Lo lógico sería que si se mantiene un dólar por encima de $ 22,50 el consumo se enlentezca”, culminó.

Dólar al alza
A pesar de la fuerte oscilación en el precio de la divisa estadounidense, hay una clara tendencia al alza en la cotización, en línea con lo que sucede en los principales mercados de referencia de la región.  En lo que va de agosto, el dólar acumula una suba de 4,33% en la plaza local, lo que implica un incremento de casi un peso –$ 0,93– en la cotización. En el mismo período de tiempo, el billete verde registró un aumento de 7,08% respecto al real de Brasil y si bien la cotización oficial en Argentina subió 1,95%, el dólar paralelo se disparó 5,93%.

Astori descarta caída este año
“No hay que esperar que el dólar baje en lo que resta del año”, dijo el vicepresidente de la República, Danilo Astori. Según sostuvo ayer en la jornada Agro en Foco en Mercedes, cuando se presentó en el Parlamento, a fines de junio, la programación financiera y macroeconómica, se esperaba una suba de 1,1% en el tipo de cambio para este año, de 11,4% en 2014 y un aumento de 8,2% en 2015 (ver suplemento Agropecuario). Sin embargo, en lo que va del año el dólar acumula una suba de 15,6%. Según Astori, eso podría hacer reducir la proyección de suba del dólar estimada para los próximos dos años.


Fuente: Federico Comesaña @fcomesana y Andrés Oyhenard @andresoy31

Populares de la sección

Comentarios