¿Habrá realmente un alto el fuego en Siria?

Tiene demasiados "peros" como para ser viable
Anoche los cancilleres de EEUU y Rusia, John Kerry y Serguei Lavrov, celebraron el acuerdo de un alto el fuego en Siria dentro de una semana, para poder relanzar el proceso de paz y atender la crisis humanitaria.

Ya al momento de hacer el anuncio, Kerry apuntó que se trataba de un compromiso "en los papeles" que tenía que ser aterrizado. Y entonces surgen los problemas.

Por una parte, porque el acuerdo tiene dos excepciones: por un lado permite las acciones defensivas y, por otro, no afecta a las acciones militares contra los grupos terroristas. Y como en este conflicto es tan variable la definición de "acción defensiva" o de "grupo terrorista", no será fácil trazar la línea de hasta dónde un ataque será lícito o no.

Por lo pronto, es un hecho que persistirán los bombardeos que realizan tanto la coalición liderada por EEUU como los rusos en contra del Estado Islámico y el frente Al Nusra, filial de Al Qaeda. Y esto, con sus consiguientes riesgos, pues es vox populi que, bajo el paraguas de los ataques al EI, Rusia no bombardea solo las posiciones de ese grupo sino también las de los rebeldes sirios.

Otro gran vicio del acuerdo es que no cuenta con el apoyo de los rebeldes sirios. Esta mañana el vicepresidente de la opositora Comisión Suprema de Negociaciones (CSN), George Sabra, señaló que la oposición rechaza hablar de un alto el fuego hasta que no haya primero un diálogo y una transición política en el país.

En declaraciones a la agencia EFE, este hombre que dirige la principal alianza opositora –que agrupa a formaciones políticas y militares y que participó en las recientes conversaciones de paz en Ginebra– quitó su apoyo al pacto.

Quedan otros dos grandes actores en la contienda y es previsible que tampoco acaten.

El Estado Islámico, ingobernable, no hará caso a un acuerdo forjado en dos escritorios que busca eliminar. Y las fuerzas regulares de Al Asad seguramente tampoco, pues tienen el argumento de que combaten a grupos terroristas, pues así considera Damasco a los rebeldes sirios.

¿Habrá realmente un alto el fuego en Siria? Casi imposible de afirmar.

Populares de la sección

Acerca del autor