"Habrá semilla suficiente para cubrir el área de soja prevista"

La técnica del Área de Control de Comercio y Estadísticas del Inase aclaró todo sobre el tema "de moda"
¿Por qué en la zafra pasada la producción de semilla de soja no fue la adecuada?
Porque hubo condiciones ambientales atípicas, especialmente por la cantidad de lluvia en el otoño, lo que imposibilitó realizar la cosecha a tiempo. El almacenamiento de la semilla como se dice fue a campo, esto generó deterioro y que en muchos casos no se levantara la cosecha. De la semilla cosechada hubo mermas muy importantes, hoy incluso se encuentran lotes en plantas de procesamiento que aún no tienen definido su destino.

Del total de semilla a utilizarse en la campaña 2016/17, ¿cuánta será importada?
Este año la semilla importada adquiere mayor importancia respecto a años anteriores. Si bien siempre ha funcionado como un regulador de la demanda, esta zafra particularmente está suplantando la baja producción nacional. En 2015/16 contribuyó con el 5% del uso de semilla, mientras que al día de hoy ya ha alcanzado el 17% con unas 14.200 toneladas. Por otro lado, sin bien la semilla Certificada ha tenido en los últimos cinco años un considerable aumento (llegando al 44%), en esta zafra ha disminuido al 26% por pérdidas de chacras realmente importantes que han dado lugar a que en proporción aumente el área de semilla comercial. Con respecto a la semilla de reserva para el productor, de uso propio, hoy se estima en base a la última declaración que realizaron las empresas que se encuentra cerca del 23%.

A propósito de esas opciones, ¿qué pasa con las calidades?
Sin ninguna duda la semilla certificada le da al productor garantías de identidad varietal y de parámetros de germinación y pureza por encima de los mínimos exigidos en su estándar. Para el caso de la semilla comercial B, se trata de una semilla sin trazabilidad y en la cual Inase no puede dar garantía de su calidad genética, aunque sí se realizan inspecciones regulares en zafra para control de germinación y pureza física sobre una parte de los lotes que se están comercializando; aquí es la propia empresa quien toma completa responsabilidad sobre la calidad de la semilla que ofrece y quien debe cumplir con las exigencias del estándar. La semilla de uso propio es una semilla sin estándar, está prohibida su comercialización y sobre la misma no existen controles de calidad de Inase.

¿Cómo se desarrolla el proceso de importación de semilla?
La empresa que desea importar semilla debe estar inscripta en Inase; éste muestrea y analiza el 100% de la semilla que se importa a Uruguay. Actualmente se puede realizar todo el trámite a través de www.inase.uy, es muy sencillo de hacer. El primer paso es tramitar la solicitud de importación en la cual, para variedades protegidas como es el caso de la soja, la empresa debe tener licencia para importarla y comercializarla. Emitida la autorización de importación, que normalmente se procesa en minutos, y luego de que la semilla ingresa al país, se emite su correspondiente certificado de introducción por parte de la Dirección General de Servicios Agrícolas (Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca). Con este requisito cumplido, la empresa solicita la inspección y muestreo del lote importado a Inase. Hoy también estos muestreos pueden realizase por cualquier muestreador habilitado, tanto de Inase como externos. Cuando los lotes vienen con Certificados de calidad ISTA o Mercosur, la autorización de uso de la semilla puede salir en 24 h, de lo contrario demorará tanto como lleve realizarle los análisis correspondientes de laboratorio.

¿Desde dónde se ha importado?
Generalmente se importa desde Argentina, aunque para esa zafra también está ingresando semilla desde Paraguay.

¿La respuesta de la semilla que se importa suele ser similar a la de generación local?
La respuesta de la semilla va a depender de la variedad que se importe y no si ésta es o no nacional, lo que sí ocurre es que cada variedad tiene comportamientos y largos de ciclos diferentes. Generalmente las variedades que se importan van de acuerdo a la demanda que haya en el país y a las estrategias de las empresas. Como todos sabemos, en el norte del país se llega a temperaturas superiores que en el sur y esto es uno de los tantos factores que influyen a la hora de tomar decisiones en cuanto a la variedad a sembrar.

¿Qué área de soja habrá?
La zafra pasada llegó aproximadamente a 1,3 millones de has y para la presente distintos actores del sector estiman que podría ser 1,2 millones de has y que esa estimación se puede mantener o quizá bajar un poco. Lo que en Inase hoy podemos estimar es en base a la última declaración de movimientos que han realizado las empresas y por los volúmenes de semilla importados hasta el momento. Creemos que sí habrá semilla suficiente como para cubrir el área de soja que estaba prevista. Hemos analizado los datos y contamos con un potencial de semilla de soja para 1,145 millones de has, con 23% de semilla de uso propio, 34% de semilla comercial, 26% de semilla certificada y un 17% de semilla importada. Esos valores seguramente sigan cambiando, dado que continúan las importaciones y tenemos semilla en laboratorio pendiente de sus resultados para liberar la comercialización.

La ficha


Datos: Nació el 11 de febrero de 1990, en Salto
Estado civil: Soltera
Profesión: Ingeniera agrónoma
Pasatiempo: Le gusta cocinar
Fútbol: Es hincha de Nacional


Acerca del autor