Harry Potter y las primeras reseñas de su nuevo libro

El guión de la obra sobre el popular mago no ha logrado encantar a los críticos literarios

Un nuevo capítulo sobre la vida del popular personaje de J.K. Rowling, el mago Harry Potter, puede comprarse desde ayer en Uruguay. Sin embargo, no se trata de una novela literaria como sus siete entregas antecesoras sino de un guión de la obra de teatro Harry Potter and the cursed child, actualmente en cartel en el círculo de teatros West End en Londres.

El libro, cuyo precio inicial de venta en Uruguay es de $ 1.600, ya cuenta con múltiples reseñas por parte de medios anglosajones como The Daily Telegraph, The Washington Post y Entertaiment Weekly. Y aunque varios han destacado el trabajo en la caracterización de los nuevos personajes –además de Harry, la obra se centra en su hijo, Albus– en general las reseñas se han mostrado desencantadas con la naturaleza teatral del propio texto, según las críticas reunidas por la BBC.

Charlotte Runcie, del Daily Telegraph

Ya sea en el escenario o en la página, este viaje hacia el pasado en el mundo mágico de Hogwarts es encantador. Una de las cosas más exitosas de la obra teatral es su uso de los efectos especiales sobre escena. Puede ser difícil visualizar estos solo mediante las direcciones: el lector queda vacilando sobre cómo estos personajes pueden volverse otros, intercambiar hechizos mágicos y transformar objetos en nuevas cosas frente a los ojos de la audiencia.

Más fundamentalmente, el éxito de la puesta en escena se basa en una combinación de trama, interpretación, dirección y espectáculo puro. En la página, el guión se siente como un esqueleto de esa experiencia general prevista. Pero el clímax emocional es devastador incluso en papel.

Jessica Contera, del Washington Post

En el escenario, tal vez, esto sería una delicia. Ver cómo J.K. Rowling imaginó a Harry como un hombre de 37 años de edad, ver cómo la magia se vuelve real mediante trucos de teatro invisibles. Los comentarios de la obra parecen indicarlo.

Pero como un guión, donde todo menos el diálogo se escribe como comandos sosos (" Albus está durmiendo en un banco. Ginny lo está observando cuidadosamente. Harry está mirando por la ventana opuesta", no se siente parecido como los párrafos detallados de la Rowling que nos gusta. Es más como echar un vistazo a sus notas sin terminar o encontrar una pieza escrita por un fanático. La magia está atrofiada.

Marc Snetiker, de Entertainment Weekly

El resultado es un guión que exige ser visto. Tal vez por primera vez en la historia, las maravillas del mundo mágico sin fin de Rowling ahora vienen acompañados con una indescriptible "¿Cómo ?" que cae en cascada sobre toda la narración. Es teatro, así de simple, y esto interrogativo ámbito de la existencia de Harry no es una distracción, pero un nuevo reto alegre hacia lectores y su imaginación.

La introducción de los protagonistas principales Albus y Scorpius es, en gran medida, perfecta. Ambos personajes brotan inmediatamente de la página y demandan su mando como los nuevos (sí, nuevos) magos más grandes del mundo mágico.

Uno se pregunta qué habría hecho Rowling si The Cursed Child se hubiese manifestado en su medio en casa, con su modo inimitable de describirle a los lectores en vez de dejarlos que llenen espacios en blanco que actúan en su visión de cómo funciona esta pieza en un escenario.


Populares de la sección