Hay 50 mil clientes de UTE que pueden bajar factura hasta 70%

Hasta fin de mes se puede migrar al Plan 230; es para clientes que pagan menos de $ 1.800
Hasta el 31 de octubre unos 50 mil clientes de UTE tienen la chance de cambiar de opción tarifaria migrando al Plan 230 sin costo y obtener ahorros en su factura mensual de electricidad desde un 20% hasta un 70%. En diálogo con El Observador, el gerente de Mercado de UTE, Juan Carlos Patrone, explicó que esta campaña está dirigida para aquellos clientes residenciales con consumos básicos de electricidad (iluminación, refrigeración, calentamiento de agua, radio, televisión y PC entre otros).

Para ese grupo de clientes, el ente energético optó por crear una nueva opción tarifaria de consumo básico que luego pasó a denominarse Plan 230. Ese número obedece al nivel de conveniencia de hacer uso de esa opción tarifaria, ya que todos aquellos consumidores que tienen un consumo mensual por debajo de los 230 kilovatios/hora (que equivale a unos $ 1.800) tendrán "grandes ahorros" si hoy tienen otra opción tarifaria contratada y optan por migrar al Plan 230, aseguró el funcionario.
Agregó que la "conveniencia" varía en función de los niveles de consumo. Por ejemplo, un hogar que tiene 100 kilovatios/hora (kW/h) de consumo mensual puede tener reducciones en su tarifa de hasta un 70% respecto a la tarifa residencial simple. En tanto, para un cliente que consume unos 200 kv/h el ahorro llega al 20%.

La campaña de persuasión de UTE para que un público potencial de 69 mil clientes haga uso de esta opción tarifaria está operativa desde junio y viene mostrando un "desempeño muy satisfactorio" para las expectativas que tenía el ente, cuando aún restan tres semanas para que llegue a su fin. Hasta fines de setiembre, unos 20 mil hogares ya habían tramitado el cambio al Plan 230, una opción que hasta el momento tiene 200 mil usuarios en todo el país.

"Tenemos la expectativa de seguir avanzando porque la campaña culmina el próximo 31 de octubre", comentó Patrone. El objetivo primario de la empresa era recibir una respuesta favorable de unos 15 mil clientes en esta campaña 2016, meta que ya fue superada. Para migrar al Plan 230 no puede contarse con una potencia contratada superior a los 3,7 kilovatios (kW). En de caso que deba elevar su potencia (de 2,2 kW a 3,7 kW) UTE realiza el cambio sin costo para el cliente. En cambio, si debe reducir la potencia (de 4,2 kW a 3,7 kW) sí tiene un costo para el usuario.

Tampoco se habilita esta opción para usuarios que tienen más de un suministro a su cargo, y no es aconsejable tomarla para casas de veraneo o vacaciones, porque la estabilidad en el consumo es una de sus mayores ventajas.

Campaña personalizada

Para persuadir a esos casi 50 mil usuarios que están en condiciones de beneficiarse de ahorrar en el consumo mensual de su factura, UTE decidió apelar a una "campaña personalizada" en base a los registros históricos que han mostrado esos clientes que están por debajo de los 230 kW/h mensuales donde se la calcula un porcentaje de ahorro por año.

Patrone explicó que la empresa apostó a los canales digitales (correo electrónico) y posteos en la red de Facebook, UTE Planes de Eficiencia. En ese caso, la empresa procesaba un formulario personalizado con los datos subidos de cada cliente para que pudiera estudiar la tarifa e inmediatamente contratarla.

"Fue una campaña muy efectiva dirigida al mercado potencial que no apeló a medios masivos en esta oportunidad", rescató el gerente de Mercado de UTE. De todas formas, la empresa también tiene a disposición otras opciones para acceder al cambio de tarifa como acercarse a una oficina comercial o a través de telegestiones UTE (0800 1930 desde un teléfono fijo o *1930 desde cualquier celular).
Según explicó Patrone, ahí los funcionarios del ente proceden a realizar un estudio de su registro histórico de consumo para ver si es conveniente el cambio. Accediendo al Plan 230 antes del 31 de octubre, se obsequian dos lámparas de bajo consumo para aumentar la eficiencia en materia de iluminación de los hogares.

Por otro lado, UTE ya tiene instrumentada de forma automática una señal de aviso para aquellos usuarios del Plan 230 que superan los 230 kW/h mensuales. Durante la primera y segunda vez les envía un comunicado. En caso que ese comportamiento se repita por tercer mes consecutivo, automáticamente es derivado a la tarifa residencial simple, que pasaría a ser la opción más conveniente por su nivel de consumo.

Plan 230 vs tarifa simple

La tarifa de consumo básico residencial tiene un costo de $ 275,2 para los primeros 100 kwh por mes. Luego la franja que va de 101 kWh hasta 140 kWh paga $ 5,6 por kWh, y la que va de 141 kWh hasta 350 kWh abona $ 10,36.
Por su parte, la residencial simple tiene un cargo fijo mensual de $ 170, además de un cargo por potencia contratada de $ 53. En cuanto al consumo, para los primeros 100 kWh hay que pagar $ 4,39 por kWh; para la franja de 101 a 600 Kwh $ 5,51 y de 601 kWh en adelante $ 6,87.

Populares de la sección

Acerca del autor