Hay acuerdo entre el Ejecutivo y el Frente para moderar suba de IRPF

No aumentará la tasa a salarios menores a $50 mil; partirán franjas altas
Con un principio de acuerdo al que se llegó en diversas reuniones informales, el presidente Tabaré Vázquez convocó para hoy al Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio para analizar una fórmula impositiva alternativa a la presentada por el equipo económico.

Aunque el ministro de Economía, Danilo Astori, está de viaje en una misión oficial, el jerarca participó del zurcido del acuerdo en los encuentros que mantuvo fundamentalmente con dirigentes del Movimiento de Participación Popular (MPP) y de la lista 711, dijeron a El Observador fuentes del Frente Amplio.

Vázquez, los dirigentes del FA e integrantes del equipo económico se encontrarán a las 10 de la mañana en la residencia de Suárez y Reyes. Allí, el Frente Amplio esbozará una fórmula que espera sea ratificada con muy pocos retoques.
Ese camino supone eliminar el aumento del Impuesto a las Renta de las Personas Físicas (IRPF) previsto para las franja salarial que va desde los $33.401 a los $50.100, y partir en dos las siguientes franjas para que el incremento en esos sueldos sea menor que el previsto.

Parte del dinero que no se recolecte con esos cambios se recuperará subiendo el IRPF de los sueldos mayores a $250 mil.

En el Frente Amplio están dispuestos a aceptar que el gobierno topee en 8% el régimen de deducciones al IRPF que hasta ahora es progresivo en un porcentaje que va del 10% al 20%.

La propuesta del equipo económico supone que las franjas 1 y 2 de IRPF se mantengan sin modificaciones pero que las siguientes tributen más: la franja 3 va del 15% actual a 18%; la franja 4 de 20% a 23%; la franja 5 de 22% a 26%; la franja 6 de 25% a 29%; y la franja 7 de 30% a 34%.

Propuestas.

El Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio, la Mesa Política y la mayoría de los sectores de la coalición pusieron reparos a aumentar el impuesto en la tercera franja y propusieron variadas propuestas alternativas para equilibrar las cuentas fiscales.

Se habló, por ejemplo, de aumentar el Impuesto al Patrimonio, subir el gravamen a las herencias y a los juegos de azar y terminar con determinadas exoneraciones impositivas que tienen los emprendimientos comerciales. Sobre ninguna de estas propuestas se llegó aún a un acuerdo.

La iniciativa de Rendición de Cuentas del Poder Ejecutivo debe entrar al Parlamento antes del 30 de junio y luego cada cámara tiene 45 días para aprobarla. Fuentes de la coalición dijeron a El Observador que es fundamental que se llegue a un acuerdo antes de que el proyecte entre al Parlamento.
Si el asunto no es laudado antes de esa instancia , habrá un enfrentamiento seguro entre el Poder Ejecutivo y la fuerza política.


Populares de la sección

Acerca del autor