Hay gran disparidad en la condición de los ganados en plena época de entores

Los primeros datos adelantan que este año será de dificultades para obtener la preñez de las vacas
Los primeros datos de evaluación de los entores del ganado vacuno de carne adelantan que este año será de dificultades para el normal funcionamiento reproductivo. Incluso en algunos casos los veterinarios lo definen como "de los peores", según un relevamiento realizado por El Observador Agropecuario.

En esta época, Santiago Bordaberry realiza desde hace muchos años un relevamiento con ecografías de ganados paridos. Esta actividad, que denomina diagnóstico de actividad ovárica, procura determinar en qué condición se encuentran las vacas y así orientar a los productores sobre qué hacer con sus rodeos.

En el marco de esta actividad se encontró con un panorama "de los peores años, con una situación muy complicada para los ganados paridos", dijo Bordaberry a El Observador Agropecuario.

Se ha observado una proporción de vacas paridas en anestro –falta de celo posparto– muy alto, con una cantidad de vacas con anestro superficial todavía recuperable con una técnica de manejo menos costosa.En algunos casos, más bien hacia el norte del país –donde llovió mejor–con mayor proporción de vacas ciclando, explicó el veterinario.

Explicó que en general viene atrasado el estado reproductivo de los ganados y recordó que no existió prácticamente el otoño, con una zona centro que no tuvo producción de pasturas, situación que fue más pronunciada aún en el sur y este del país.

Agregó que "al otoño siguió un invierno fuerte, con algunos temporales severos, y finalmente sobrevino una primavera que nunca se presentó como tal".

Recién ahora están evolucionando bien los campos y hay muchos rodeos esperando para arrancar en su ciclo reproductivo, con mucha gente tomando medidas, algunas muy costosas como el destete precoz.

La situación determinará que este año no será de los buenos en esta materia y en muchos casos los ganados van a tener una preñez tardía, lo que "definimos como una preñez de mala calidad, lo que significará una complicación para el año siguiente".

Realidad dispar

Por otra parte, Gustavo Sacco, quien trabaja en la zona de Florida, Flores y San José, comentó a El Observador Agropecuario que la información que se maneja es que "los rodeos están muy dispares. En los últimos 15 días de diciembre y lo que va de enero, los trabajos están concentrados en las actividades ováricas".

Durante enero y febrero, los rodeos paridos anteriormente no han llegado en las mejores condiciones, en general hay casi un 30% que se puede estimar que no se van a preñar y que van a pasar la época de entore sin preñarse aún con todas las medidas que se puedan tomar. Salvo que se tomen decisiones drásticas, como se hizo en algunos casos, de sacar en diciembre los terneros al pie de la vaca. En diciembre se entoraron las vacas, retirando los terneros en la primera quincena de ese mes.

En aquellos rodeos que sigan con terneros al pie de la vaca, la tablilla será una herramienta interesante, pero no será suficiente y los porcentajes de preñez en esos rodeos seguramente habrán de caer.

Los productores están recurriendo a la tablilla, a dar sales minerales y fósforo inyectable, que lo que se está recomendando, dijo Sacco. Agregó que otro aspecto importante de manejo es lotear esas vacas, para darle preferencia a las que pasan el entore, pero luego presentarán dificultades. l

La situación en Paysandú y en Salto

El presidente del Centro Médico Veterinario de Paysandú, Lauro Artía, dijo a El Observador Agropecuario que es bueno el estado de los ganados en esa zona del litoral, siendo notoria la favorable situación climática de los últimos meses, con un buen nivel de lluvias y buena primavera.

"Se ven las vacas en buenas condiciones, ciclando, y cuando se colocan tablillas en los terneros se ha notado una buena respuesta, por lo que se espera que se pueda alcanzar un buen entore este año. Comentó que medidas de manejo como la tablilla es de un buen impacto en ganados de estado corporal intermedio, que es el que responde muy bien", remarcó.

Por otra parte, Guillermo De Navas, quien opera en la zona de influencia de Salto y otras zonas, en un resumen efectuado al pasado domingo 19 y sobre un total de 3.655 vacas paridas evaluadas en ocho rodeos, pudo encontrar de ese total de vacas evaluado 20,8% preñado, 52,2% ciclando y 26,7% en anestro (este anestro se divide en partes iguales entre anestro superficial y profundo).

De Navas resaltó que esos datos son parciales. Pero estos promedios no reflejan la gran variabilidad entre establecimientos que "estamos encontrando en la incidencia del anestro, la cual es mucho mayor a la que hemos registrado en otros años".

Populares de la sección

Acerca del autor