"Hay que dar a los estudiantes la opción de la oveja para trabajar"

El nuevo presidente de Corriedale dijo que se debe actuar ante jauría de perros
¿Qué le pareció la evaluación genética presentada esta semana por la Sociedad de Criadores de Corriedale del Uruguay (SCCU)?

La gran novedad fue darle mayor importancia en los índices de selección genética a la carne, bajando el componente de la lana hasta casi equipararlos (1.3 de lana contra 1 de carne). Eso ha sido importante porque, si bien no hubo cambios sustanciales en el ranking, era importante actualizar la relación de la lana frente a la carne. El año pasado se había incorporado un índice que agregó a la lana los partos múltiples y el destete materno (ver página 5), dándole importancia a la prolificidad. Por último, se agregó un índice (B6) porque en la comisión técnica y en general en la SCCU había interés de mantener el premio sobre la producción de lana.

En definitiva, ¿qué animal se busca producir?

El productor de Corriedale debe ir mejorando cada vez más la res carnicera, creando un fenotipo de caras destapadas que ya se ve en la raza. Pero siempre manteniendo el peso del vellón y tratando de afinar (las micras), que es el valor agregado que tendrá: lana más fina, pesada, y mejor condición corporal. Y la sellada: mayor prolificidad. Hay que tender a esa meta.

¿Le parece atinada la discusión que se ha dado entre carne o lana en la cría del ovino o se pierde el tiempo?

Se pierde el tiempo. Cada productor sabe dónde le aprieta el zapato. Cada raza tiene el sistema productivo que le queda cómodo. En sistemas intensivos hay que optar por ovejas con más prolificidad y producción de leche y de carne. Hay sistemas productivos súper intensivos, como el de Charbonier, en Soriano, que cría Corriedale y le va excelente. Cada uno hace lo que quiere. La ventaja que tiene el Corriedale frente a una raza (solo) carnicera es lo que nosotros hacemos en Artigas, a campo natural, tratando de ser lo más eficientes posible con producción a escala. Vendemos todos los corderos diente de leche, le hacemos un muy buen precio a la canal, y además le sacamos un vellón.

¿Le parece que al ovino se le exige mucho cuando históricamente ha sido un acompañante de lujo en la ganadería uruguaya?

Si estudiamos la historia el gran desarrollo de la oveja fue hace 80 años, en coincidencia con la creación de Mejoramiento Ovino y la SCCU. El problema es que en aquel momento la estructura productiva del país era distinta a la actual. Incluso la lana era el principal rubro de exportación en las décadas de 1940 y 1950. Luego pasó al segundo lugar detrás de la carne y ambos rubros se acompañaron hasta la década de 1980. Ahora tenemos un país de agricultura moderna, luego de la explosión del rubro en 2002, donde el panorama de la oveja tiene que ser totalmente diferente. Nadie aspira a que Uruguay vuelva a tener 25 millones de ovejas (ahora hay 7 millones), pero sí hay que darle a las nuevas generaciones la posibilidad de elegir la producción ovina. Porque junto a la caída del stock ovino que se dio con la crisis de precios de la década de 1990, donde muchos productores aprovecharon para salir de la oveja, hubo una falta de educación sobre ovinos en los niveles técnicos de la educación terciaria. Se dio todo junto: el mal negocio, la falta de vocación y generaciones de profesionales que no tuvieron una materia de ovinos en su formación para poder optar. El ejemplo contrario es la escuela agraria La Carolina, donde sí se despierta el interés por el ovino en los jóvenes. Hay que darles a los estudiantes la opción de elegir la oveja para trabajar.

¿No le preocupa la caída del stock?

No me preocupa la caída del stock, que este año fue de unas 70 mil cabezas, sino mirar el nuevo escenario. Porque es más interesante saber que hay más productores de ovejas. En Canelones viene aumentando el stock ovino en base a los pequeños productores, que junto a los medianos harán crecer la majada nacional. Porque los grandes inversores no invierten en ovejas. Pero cuando vean lo bien que le va a los productores ovejeros, van a empezar a invertir en el rubro y el stock crecerá.

¿Cuáles son las principales restricciones del rubro ovino?

Es una cuestión de límites, como en otros ámbitos de la sociedad. A cualquier productor del país que tenga 40 ovejas se lo destroza si viene una jauría de perros y le mata 30. No estoy en contra de las protectoras de animales, pero se tienen que responsabilizar del cambio ocurrido al no haber más perreras. Habría que darles recursos para que recorran el campo en todo el país recogiendo los perros que andan sin dueños, como ocurría antes con el móvil de la perrera. Ahora no lo pueden hacer por falta de recursos. Los predadores también están complicando, hoy se ven zorros por todos lados y el jabalí está en Río Grande del Sur y es una plaga. Esos son grandes problemas a resolver.

¿Qué sueño abriga como nuevo presidente de la Corriedale?

Lo que marca la diferencia es el trabajo de todos los días. Convencer sobre la oveja, convencer y convencer. Tenemos muy buenos precios, que se mantienen hace tiempo por encima del novillo, y tenemos buenas perspectivas de mercados, pero no tenemos volumen.

FICHA

Edad: 53 años

Estado civil: casado, tres hijos: Santiago, Camila y Constanza

Profesión: técnico agropecuario

Trabajo: productor ganadero en Artigas

Hincha de: Montevideo Wanderers

Acerca del autor