"Hay que derribar mito de la casa segura"

Experta de la ONU dijo que Uruguay "está desafiado" por niveles inaceptables de violencia contra la mujer
Crear más y mejores empleos para las mujeres es el primer punto dentro del decálogo para la intervención pública de ONU Mujeres. Pero llegar a eso implica que se deben abordar al mismo tiempo otros aspectos, como la violencia contra las mujeres o la participación política, según dijo la representante del organismo para América Latina, Lara Blanco, en entrevista con El Observador.

Que la mujer ingrese al mercado laboral, ¿es uno de los mayores desafíos actualmente?

El equipo de ONU Mujeres y la manera como está organizado el instituto define prioridades: violencia contra las mujeres y participación política, fundamentalmente. Los temas de empoderamiento económico no están tan colocados en la agenda pública y deben estarlo.

En Uruguay hubo un crecimiento de mujeres en el mercado laboral de 3% pero la brecha con los hombres es de 20% ¿Cómo se puede acelerar el proceso y que se acorte más significativamente?
La dimensión de la política social es tan importante como de políticas de trabajo, macroeconómicas y hay que atender todo lo que tiene que ver con estereotipos, discriminación y violencia porque todo eso confluye y representa obstáculos para que las mujeres puedan entrar y acceder al mercado laboral en iguales números que los hombres. Desde el punto de vista de la discriminación, si las mujeres entran a un trabajo y se encuentran ambientes de hostigamiento, que existe, si eso no se resuelve igualmente esos representan obstáculos para que las mujeres permanezcan en el mercado laboral. Y hay otros tipos de políticas de trabajo, contrato laboral, licencias de maternidad y paternidad, con políticas para evitar la discriminación.

En 2015 fueron asesinadas en el país 25 mujeres. Teniendo en cuenta esas cifras, ¿estamos en condiciones de pensar en la desigualdad en el mercado laboral o primero hay que concentrarse en combatir el feminicidio?
Es indispensable que entendamos que todas estas dinámicas están interrelacionadas. La discriminación en el mercado de trabajo, la violencia en la familia, por parte de la pareja, recae en las mujeres al mismo tiempo. Todo va generando una serie de obstáculos frente a los que las mujeres tienen que sobreponerse cada minuto de su vida. Hay que derribar el mito de que la casa es segura y que la violencia la ejercen desconocidos.

Es su tercera vez en Uruguay y la primera en este rol, ¿cómo considera que está el país en materia de igualdad y qué le falta por hacer?

Los resultados en el campo social y de oportunidades económicas de las mujeres que ha obtenido en pocos años son innegables. Pero Uruguay, igual que el resto de los países de la región, está desafiado por un contexto de niveles de violencia inaceptables. Esto es una deuda que tiene la región con las mujeres: hay que poner un alto a los niveles de violencia y feminicidios.

Populares de la sección