"Hay que educar al público y a los operadores de drones acerca de lo que se puede hacer"

El presidente de la Asociación Uruguaya de Drones destacó que el uso de esos aparatos crece exponencialmente
¿Cuándo se constituyó y con qué objetivos la Asociación Uruguaya de Drones?
Se constituyó el 2 de setiembre de 2015, quedando aprobada oficialmente como asociación sin fines de lucro y personería jurídica en enero de 2016. Entre los objetivos, está reunir a los entusiastas, profesionales, hobbistas y desarrolladores de esta tecnología en un solo emprendimiento, con la idea de que juntos "se vuela" mejor. Otro objetivo fundamental fue, es y será apoyar y tratar de contribuir en el desarrollo de la legislación en Uruguay. Tenemos la suerte de que el organismo regulador en esta materia –la Dinacia– nos permite acercarnos y aportar información, ideas y soluciones en materia de esta incipiente tecnología, creo que debemos aprovecharlo y avanzar en la medida que se pueda. Por supuesto que no debemos perder de vista el hecho de que hay que educar e informar muchísimo al público y a los actuales y futuros operadores de drones, acerca de lo que se puede y no se puede hacer.

¿Cuál es el perfil del asociado?
La mayoría de los asociados son de una u otra manera profesionales, en el rubro fotografía, audiovisual o son integrantes de productoras. También hay muchos asociados que emplean sus equipos en diversas áreas, como agro, arquitectura, ingeniería o planificación territorial. Tampoco son pocos los hobbistas y entusiastas, los cuales son contemplados y están mucho menos restringidos en cuanto a las normativas vigentes.

¿Está creciendo el uso de esta tecnología en el agro?
Crece exponencialmente. El año pasado se calcula que ingresaron al país, de una manera u otra, alrededor de 7.000 drones. Por más que dentro de este número están los considerados juguetes, esto es muchísimo para Uruguay. Es grato enterarse cómo en diversos rubros se aplican soluciones basadas en esta tecnología, en el agro por ejemplo es tan diverso y multifacético que francamente me sorprendo muy seguido.

¿Qué ventajas depara en el ámbito productivo o en zonas del interior el uso del dron?
Ejemplos sobran, sin ir más lejos podemos citar el triste incidente en Dolores. Desde la asociación propusimos que los socios que pudieran y tuvieran los medios, se acercaran y comunicaran a las autoridades encargadas que estábamos a la orden. Fue así que la gente de IntelDrones realizó en sólo dos horas todo el mapeo en 3D y en alta definición de la ciudad de Dolores, aportando información fundamental para encarar la situación. De esta acción surgió un pre acuerdo, aún en estudio, con el Sinae, a través del cual los integrantes de nuestra asociación pueden colaborar con el Estado en caso de emergencias en todo el territorio. Otro ejemplo es el de los cultivos de arroz, ya que una vez que germina no se puede pisar y un simple vuelo puede cubrir grandes distancias y detectar de manera muy temprana cualquier ataque de hongos o parásitos, pudiendo atacar directamente el foco sin afectar grandes áreas.

¿Qué puede decir sobre el costo de los drones y su procedencia?
Varía muchísimo, dependiendo de la marca, modelo y prestaciones. Los más vendidos son de la marca DJI, chinos, oscilan entre US$ 700 y US$ 15.000. Las diferencias se basan en el tipo y la calidad de la cámara que portan (entre HD y 4K de resolución), la potencia de propulsión, el peso que puedan cargar y la autonomía de vuelo. Si bien hay muchísimas marcas y procedencias, el mercado está acaparado por China, tanto en el ámbito profesional como en el del hobby.

¿Qué restricciones existentes sería clave se puedan levantar?
Creo que las restricciones que hoy tenemos en Uruguay son bastante laxas y coherentes con la realidad. Tenemos la suerte de que aquí la idea es regular y no prohibir, cosa que es bien diferente en otros países, donde directamente no se puede volar o está tan restringido al punto que desestimula por completo el uso de esta tecnología.

¿Qué consejos trasladaría a los usuarios de drones?
El principal consejo es que se informen, como típicos uruguayos no es poco común la costumbre mala de no leer manuales ni informarnos completamente acerca de las normativas y legislaciones. Si uno va a usar su drone de manera recreativa, no volar por encima de los 120 metros de altura, no alejar su equipo más allá de la línea de vista, no volar sobre multitudes ni áreas pobladas, ni de noche. Si uno va a emplear su equipo de manera profesional o en una actividad remunerada, debe registrar su empresa y equipo en Dinacia, tener seguro de responsabilidad civil específico para ese uso y aprobar el examen de operador RPA (licencia de piloto de drone).

¿Han estado en contacto con instituciones del Agro para acciones más eficientes en conjunto?
Sí, extraoficialmente estuvimos presentes en la Expoactiva, en la Expo Melilla y estamos en contacto con la Asociación Rural del Uruguay, ya que este año cabe la posibilidad de que estemos presentes en la Expo Prado. También tenemos entre los socios gente de ADP y de otras empresas vinculadas al desarrollo del agro y al de sus tecnologías.

¿Han existido accidentes?
No, es una buena oportunidad para destacar que en Uruguay no han ocurrido accidentes con drones, dentro de todo se respeta y aplica la normativa. La gente se puede acercar a la asociación por la web –www.aud.org.uy–, nos reunimos el primer viernes de cada mes, hay más de 150 socios, cada uno porta su carné y estamos muy abiertos a colaborar con las autoridades y el gobierno. Se creará una base de datos de empresas registradas y habilitadas para realizar trabajos aéreos, de esta forma se combate el trabajo informal y desleal, las empresas que contraten servicios no registrados serán sancionadas. El acercamiento con Dinacia ha sido gracias a la gestión de toda la directiva.

Datos personales

Miguel Angel Remuñan, presidente de la Asociación Uruguaya de Drones, nació en Montevideo el 22 de enero de 1976, es soltero, microempresario en el rubro tecnología y audiovisual, con estudios terciarios.

Es radioaficionado, también se dedica al desarrollo de acplicaciones para drones, le gusta el surf y disfrutar de su mascota, el gato Coco.

Populares de la sección

Acerca del autor