"Hay un avance del Estado sobre la libertad impulsado por organismos internacionales"

Según el presidente de la Suprema Corte de Justicia, "el nuevo código no va a mejorar la inseguridad"
El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Ricardo Pérez Manrique, no ha dudado en chocar con el gobierno, con la Policía y a veces con los fiscales en defensa de sus ideas. Ahora, a punto de dejar la presidencia de la corporación, lanza una advertencia acerca de que la libertad de los ciudadanos está en riesgo por una serie de factores, una de ellas un avance del Estado, alentado por lineamientos internacionales que en aras de perseguir ciertos delitos no les importa llevarse puestos los derechos de la gente.

¿Se ha adecuado la Justicia a los cambios de la sociedad?

En todas las instituciones se producen cambios. Uno de mis objetivos fue tratar de apurar el aggiornamiento del Poder Judicial. Hoy tenemos un Poder Judicial que comunica mejor que hace unos años, que participa en comisiones y grupos de trabajo en temas como género e infancia pero también en procesos concursales en procura de abrirse a la sociedad e insertarse en un proceso de avance tecnológico. Tenemos una aplicación con la que cualquier ciudadano puede seguir un trámite y le informacuándo se mueve el expediente, todo con unsoftware desarrollado sin costo por nuestros funcionarios. Estamos yendo hacia el expediente electrónico que será fundamental para aplicar el nuevo código del proceso penal. Tenemos también un nuevo sistema de gestión de las defensorías públicas y del Instituto Técnico Forense.

Todos cambios institucionales pero ¿qué tal con los hombres que mueven el sistema? ¿se están formando jueces de calidad?

Ha caído la cantidad de personas que quieren ser juez y estamos reiterando semestralmente la existencia de nuevos concursos. Hoy tenemos grupos de 15 o 20 por generación y con la demanda que tenemos es insuficiente. Algunos no terminan la instrucción porque salen a los juzgados. Uno ve profesionales que egresan de la abogacía con problemas de escritura cuando es mucho lo que debe escribir. La calidad del profesional que egresa no es la mejor y eso se está dando en todas las universidades.

Ustedes trabajan con leyes y ahí participa otro material humano que es el que el que elabora las leyes. Por los fallos que ha tenido que emitir la SCJ parece que quienes hacen las leyes no están funcionando bien.

Cuando estudiaba abogacía nos daban cursos de orientación vocacional y el de abogado decía que por las características de esta carrera es común que abogados ocupen cargos en las cámaras o cargos de gobierno, así que cualquier diferencia con la realidad es pura coincidencia. Siempre pongo este ejemplo: la ley de unión concubinaria tiene una norma que dice que los integrantes de la unión concubinaria ingresan a un régimen similar al de la sociedad de bienes de matrimonio. Un periodista le preguntó a un diputado qué quería decir esto y le respondió que los jueces lo iban a decidir. Y es tremendo porque esa ley no da argumentos para decidir. Si hago una norma cerrada le estoy dando al intérprete la libertad de cometer arbitrariedades aunque éste intente no cometerlas.

Los jueces no quieren leyes que dejen las cosas a su libre albedío.

Por supuesto que no. ¿Cuál fue la razón por la que Napoleón como un eje de afirmar el imperio ordenó un código civil? Quería crear un único derecho en todo el imperio y que no quedara duda. Cuando se comienza a aplicar alguien escribió un primer comentario, y cuando le muestran a Napoléon dijo: '¿Qué han hecho con mi código?', porque ya apareció alguien que pensó algo diferente de lo que quería plasmar. La ley debe dejar margen de aplicación, pero debe ser un margen lógico, no cualquiera, no esto que es una construcción abstracta que va a responder a lo que me gusta más.

Uno de los aspectos criticables del actual código del proceso es el uso de la prisión preventiva que sufren personas que luego se demuestran inocentes. El código lo permite pero quienes lo usan son magistrados. ¿Por qué aplican ese aspecto negativo?¿Es por la presión social?

Primero, hay una ley que habilita lo bueno y lo malo. Puedo mandar a alguien por alarma pública sin fundamentar otra cosa y la ley que permite esas amplitudes que son las causantes del problema. Es notorio de operadores judiciales, no hablo solo de jueces, que entienden que todo el mundo tiene que estar preso y actúan en consecuencia. Es un tema de cultura y de formación porque si está bien formado y tiene una concepción del derecho y la vida en sociedad, no debería pensar eso. Hay personas que consideran que el margen no es la libertad sino la prisión, pero como siempre digo: en el Poder Judicial hay garantías de que alguien más arriba puede cambiar la decisión.

¿Qué pasa cuando la Impositiva (DGI) dice que los abogados deben informar sobre empresas que son sus clientes?

La lectura que hago es que hay un avance del Estado sobre la libertad, muchas veces impulsado por organismos internacionales, es claro en el caso del Gafi (Grupo de Acción Financiera Internacional), que persiguen determinadas conductas transgrediendo, o pretendiéndolo,algunos límites de las legislaciones internas. Si para usted como periodista de investigación corre riesgo la fuente de información, no hay periodismo de investigación. Tampoco hay derecho de defensa si se obliga a los abogados a denunciar a sus defendidos. El juez (Baltasar) Garzón fue desinvestido porque mandó intervenir una conversación entre un abogado y su defendido. Hay que tener mucho cuidado con estos avances del Estado sobre la libertad de las personas. La persecución de delitos no puede ser a costa de quitar derechos al resto de la sociedad.

Carlos Díaz, de la secretaría antilavado, dice que con estas opiniones usted influye sobre jueces que
deben actuar sobre casos de lavado de dinero.

Los jueces aplican la ley. Si el doctor Díaz considera que un juez uruguayo se deja influir por lo que piensa el presidente de la Corte es porque no conoce a los jueces uruguayos

Personal poco calificado para ingresar como jueces, legisladores que dictan leyes defectuosas, un Estado que avanza sobre la libertad de la gente. Habrá que estar alerta con respecto a la salud del estado de derecho.

Yo creo que sí. Hay una cantidad de factores por los cuales la libertad en general está amenazada. La garantía es un Poder Judicial independiente, bien preparado. El régimen nazi florece en una constitución avanzada porque el sistema judicial no resistió y permitió el triunfo del totalitarismo. Al dejar la presidencia de la Corte para mí lo importante es mantener la independencia y vigilar el proceso legislativo, porque no hay que olvidar que la ley patriota del congreso de Estados Unidos avanza sobre la libertad de las personas con el argumento de perseguir delitos.

¿Compara esa ley con la de lavado?

Sí, si para ir contra los lavadores de derecho hay que admitir que se intervenga la libertad a la intimidad o el derecho a la defensa. La libertad de las personas se está viendo afectada por otras cosas. Una persona no debería ser detenida más que por orden del juez o in fraganti delito y vemos que hay detenciones injustificadas.

¿Usted entiende que la ley que suspende la libertad anticipada a reincidentes también afecta la libertad en términos conceptuales?

Esa ley no me gusta (ver nota aparte). La gente clama que quienes cometieron delitos no salgan en libertad, pero lo cierto es que cuando vienen homicidas o gente con cinco rapiñas no se les concede la libertad anticipada. Esta ley es un mensaje, pero los efectos son tremendos. Pongámonos en una persona que es detenida hoy por rapiña hace dos o tres años y es reincidente: ese individuo en este régimen no tiene ninguna chance de salir antes de cinco años. ¿Qué motiva a ese individuo a rehabilitarse? Cero estímulo. Esto que busca proteger a la sociedad porla vía de sacarlo decirculación pero hace que vuelva peor que como entró porque no tiene elemento que lo incentive a recuperarse, a portarse bien. Creo que es un error de política criminal. La gente tiene que ser estimulada a redimir pena si estudia si trabaja.

¿Qué autocrítica se hace como integrante del Poder Judicial?

Creo que sería que el juez tiene que empatizar más con la víctima y explicarle igual que con el testigo.
Se dice que el nuevo código beneficiará a la víctima pero corremosel riesgo de que lo que tiene de bueno se pierda en un sistema que funciona en régimen viejo.

Hay demasiada expectativa puesta en el nuevo código

Se habló de que el nuevo código penal iba a mejorar la seguridad pública. No es cierto. El código mejorará la calidad de la justicia pero no la seguridad pública. Me preocupan mucho las falsas expectativas. Corremos el riesgo en caer en un hibridismo opaco, que los que resisten el cambio logren llevarlo por el camino de lo que ya se estaba haciendo.

Si yo juez levanto el teléfono, ordeno a la Policía y me voy a sentar en un despacho y voy a ser un director del proceso, mi cabecita tiene que cambiar.

Populares de la sección

Acerca del autor