HBO y la mejor hora de comedia de la televisión

Las series Veep y Silicon Valley coronan a la señal de cable dentro del género, con un plato doble de 60 minutos de puro humor incómodo, ácido e inteligente

HBO no es tonto. Sabe que la mayoría de su audiencia tiene solo un requerimiento: más Game of Thrones y cuanto antes. Este año, sin embargo, la señal debió pedir más paciencia a sus espectadores, porque los tiempos de producción de la serie fantástica obligaron a atrasar su estreno de abril –como era costumbre– a julio.

En América Latina el espacio de los domingos de Game of Thrones es ocupado por The Leftovers. Mientras que esa serie dramática del creador de Lost se despide en esta, su tercera temporada, vale retener la atención en el televisor a partir de la hora 23, cuando HBO emite dos de las mejores comedias contemporáneas: Silicon Valley y Veep.

En Estados Unidos ambas han aumentado lentamente su audiencia bajo la sombra de Game of Thrones. En los últimos años fueron emitidas después de esa serie, pero en 2017 ya no deberían necesitar de dragones y conflictos medievales para tener el reconocimiento que merecen.

Con Veep en su sexta temporada y Silicon Valley emitiendo su cuarta entrega, ambas series se encuentran en un punto muy difícil de alcanzar para cualquier ficción con varios años al aire y más particularmente para una comedia; logran crear conflictos para sus personajes que no se sienten repetitivos, evolucionan sus dinámicas y, sobre todo, continuan haciendo reír a los televidentes.

Dado el avance narrativo en el que ya se encuentran ambos programas, vale repasar la premisa de cada una de manera concisa.

Sus premisas cuando iniciaron

Veep Season 6: Official Trailer (HBO)
Adelanto de la sexta temporada de Veep

Veep fue creada por el inglés Armando Ianucci y cuenta la historia de Selina Meyer y su equipo de asesores. Meyer, una política demócrata sin escrúpulos –con una construcción de personaje más real que Frank Underwood, el otro demócrata popular de la tele–, es interpretada por la actriz de Seinfeld Julia-Louis Dreyfus, cuyo papel en esta serie fue galardonado con cinco premios Emmy como Mejor actriz principal de comedia. Todos merecidos.

Embed

Silicon Valley, en tanto, se ubica en la región del título y sigue los destinos de un grupo de emprendedores tecnológicos liderados por el tímido ingeniero Richard Hendricks (Thomas Middleditch) en busca de crear la aplicación que los convierta en los líderes indiscutibles de la comunidad ubicada en California. La serie fue creada por Mike Judge, un veterano de la comedia estadounidense

Las nuevas temporadas

Adelanto de la cuarta temporada de Silicon Valley
Adelanto de la cuarta temporada de Silicon Valley

En su sexta temporada, Veep tiene a su protagonista en un momento crítico. Después de haber sido la primera presidenta de Estados Unidos durante un año y sin haber sido reelecta, Meyer intenta rehacer su carrera política en un sistema que le tiene poco respeto y rodeada de un equipo tan incompetente como interesado. Con uno de los guiones con mayor cantidad de insultos en la televisión, Veep convierte la maldad de sus personajes en risas aseguradas.

Embed

Silicon Valley tiene a su personaje principal en una situación similar a la del que interpreta Dreyfus. Luego de haber estado en la cima del mundo tecnológico con su aplicación Pied Piper, Hendricks da un paso al costado para probar con algo innovador: crear una nueva internet. Sus exempleados y amigos, en tanto, mantienen las esperanzas de volver a ser aceptados como competidores en un duro mercado. Silicon Valley es un retrato ácido de la generación de treintañeros concentrados en alcanzar los beneficios de la cima del éxito conquistada por figuras como Steve Jobs o Elon Musk.

Para ponerse al día con Veep y Silicon Valley se pueden ver las temporadas anteriores on demand por HBO GO

Con capítulos que rondan los 20 o 30 minutos, cualquiera de estas dos opciones son perfectas para terminar la semana. Si elige ambas, el espectador se asegurará una hora completa de humor que lo hará olvidar momentáneamente que en unos meses la maquinaria de programación estará completamente dedicada a Game of Thrones, serie en la que las risas son escasas.

Populares de la sección

Acerca del autor