Hikea: la serie en la que hay que drogarse para armar un mueble

Con tan solo dos episodios subidos a su canal de YouTube ya tiene más de 24 mil suscriptores

"Armar los muebles de Ikea -la compañía de muebles de bajo costo más grande del mundo- es difícil. Es una lucha casi universal.", así comienza la justificación en el canal de Youtube de Hikea Productions, una productora que está creando una serie de videos en las que se ve a parejas consumiendo distintos tipos de drogas y luego los enfrenta al desafío de armar muebles. Su idea es que las drogas ayudarían a, al menos, hacer más divertida la engorrosa tarea de armar muebles.

hikea1

Hikea es una combinación entre la palabra "high" -"arriba"- que en inglés se usa para significar "estar drogado" y la marca de muebles Ikea. A menos de un mes de lanzado el canal tiene casi 25 mil suscriptores.

"Esta serie le agrega un grado de dificultad a un desafío familiar, ya que documentamos la experiencia de gente normal -drogados con LSD u hongos mágicos- intentando construir muebles de bajo precio. Cada episodio introduce una nueva droga, nuevos personajes, un nuevo rompecabezas de Ikea. Y nosotros introducimos los altibajos de estas almas valientes mientras se embarcan hacia lo casi imposible".

hikea

Los creadores de esta desopilante serie que cuenta con dos episodios subidos a YouTube, publicistas neoyorquinos, Hunter Fine y Alex Taylor, contaron al medio Digital Trends: "Pusimos un anuncio buscando voluntarios en Craiglist hace un año y el resultado fue un montón de gente queriendo apuntarse. Tuvimos que hacer una ardua selección para determinar quién no era peligroso. Queríamos que quedara profesional así que juntamos al equipo, grabamos un vídeo, hicimos un montaje inicial y con el tiempo grabamos otro".

hikea2

A pesar de que la respuesta del público ha sido positiva y el primer video subido ya cuenta con 2 millones y medio de reproducciones, la ola de comentarios negativos hacia la idea no tardó en llegar ya que se acusa al programa de hacer apología de las drogas. Sin embargo, en cada video se aclara que está dirigido a un público mayor de 18 años y se advierte de los peligros que puede causar las drogas.



Populares de la sección