Hillary Clinton gana por poco margen primarias demócratas de Iowa

La exsecretaria de Estado obtuvo 49,8% de los votos mientras que su contrincante registró 49,6%
La aspirante demócrata Hillary Clinton obtuvo una ajustada victoria sobre su rival Bernie Sanders en las primarias de Iowa, puntapié de las elecciones presidenciales estadounidenses, según resultados del partido anunciados este martes.

Con 100% de los distritos validados, la exsecretaria de Estado obtuvo 49,8% frente a 49,6% para el senador Sanders, su único rival restante en la carrera por la nominación demócrata.

El equipo de la exprimera dama estadounidense ya la había declarado vencedora en los caucus de Iowa más temprano, aun cuando el escrutinio seguía su curso. Así lo anunciaba la página web del partido Demócrata, donde podía leerse: "Clinton obtuvo el 49,9% de los delegados".

Por otra parte, el director de la campaña electoral de Clinton, Matt Paul, dijo al diario The Des Moines Register que "no hay incertidumbre" de que la exsecretaria de Estado había ganado.

"Después de haber analizado a fondo los resultados, no hay incertidumbre, la exsecretaria de Estado Clinton ha ganado con claridad más delegados", declaró Paul. Asimismo, sostuvo que "estadísticamente", Clinton es la vencedora "y no hay posibilidad de que el senador Sanders puede superar la ventaja" obtenida por su oponente.

Por su parte, el senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, dijo más temprano haber logrado un "empate virtual" contra su rival y favorita a la nominación demócrata. Asimismo, la portavoz de Sanders, Rania Batrice, precisó en las horas previas a que se culminara el escrutinio que quedaban dudas sobre los resultados de varios condados.

Para los responsables del partido, no obstante, los resultados han sido los más ajustados de la historia de los caucus celebrados en Iowa.

¿Por qué es tan importante ganar en Iowa?

Las asambleas políticas de Iowa han sido las primeras desde 2008 tan abiertas para los partidos Demócrata y Republicano y marcan el principio del fin de la presidencia del demócrata Barack Obama, que dará el relevo en enero de 2017 al ganador de las elecciones del 8 de noviembre.

Aun siendo uno de los rincones más pequeños, deshabitados y rurales de EEUU, Iowa adquiere principal relevancia cuando llegan las primarias ya que, los vencedores de estas elecciones, se perfilan con cierta ventaja para llevar adelante los seis meses siguientes de campaña en los otro 50 estados.

Según publica BBC Mundo, ganar en Iowa hace a los candidatos más atractivos a los ojos de los medios de comunicación así como también los donantes. Se construye lo que se denomina "inevitablidad" del candidato; es un impulso a la figura del candidato que va acumulándose en los meses posteriores durante el camino a la Casa Blanca.

Del mismo modo, ser derrotado en Iowa genera el efecto contrario, alejando a los donantes, generando apatía en la prensa, desánimo de sus seguidores y, por consecuencia, una retirada de la contienda electoral.






Fuente: En base a agencias

Populares de la sección