Hillary Clinton volvió al ruedo con ataques a Donald Trump

Candidata demócrata retoma la campaña tras superar una neumonía
Lcandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, retomó ayer jueves 15 sus actividades de campaña luego de que una neumonía la obligara a tomarse un receso de tres días, en momentos en que su rival republicano, Donald Trump, sube en las encuestas.

"Es muy bueno estar nuevamente en la campaña. Como faltan dos meses para las elecciones, estar sentada en casa era lo último que quería hacer", dijo Clinton a estudiantes de una universidad en Carolina del Norte, antes de seguir hacia otro acto en Washington.

El regreso de la candidata demócrata se produjo después de que la opacidad sobre su estado de salud generara una ola de críticas al sufrir un vahído en un acto en Nueva York el fin de semana, y confirmar con días de retraso que se le había diagnosticado una "suave neumonía", que hizo que se sintiera mal el domingo pasado y tuviera que abandonar una ceremonia por los 15 años de los atentados del 11 de Setiembre.

El imprevisto obligó a Clinton a cancelar una gira de dos días por California y le impidió una serie de ponencias con las que la candidata demócrata quería enfocarse en sus compromisos electorales, tras una serie de discursos en los que puso su atención en Trump.

En los días que estuvo fuera del ojo público, retirada en su casa familiar de Chappaqua (Nueva York), Clinton contó con el respaldo de pesos pesados demócratas, como el presidente Barack Obama, que acudió a Filadelfia el martes 13 para pedir el voto para ella, o el de su propio marido, el expresidente Clinton, que viajó a Nevada para un acto de campaña.

En las últimas jornadas, y además de la polémica generada por la falta de transparencia sobre su salud, la ex secretaria de Estado tuvo que calmar otra controversia, la suscitada tras calificar a la "mitad" de los votantes de Trump de "deplorables" con ideas "racistas, machistas, homófobas, xenófobas, islamófobas".

Por si fuera poco, Clinton vio cómo su ventaja en las encuestas se veía reducida notablemente, y en algunos estados considerados claves en la carrera presidencial, como Florida y Ohio, Trump se ponía por delante.

La ventaja que Clinton tenía en julio sobre Trump en la mayoría de los sondeos de opinión se redujo durante agosto. Una encuesta del New York Times/CBS News publicada ayer mostró que la demócrata tiene un apoyo del 46% de posibles votantes a nivel nacional, frente a un 44% de Trump.

"Siempre he dicho que iba a ser una campaña reñida", afirmó en una breve comparecencia ante los periodistas en Greensboro (Carolina del Norte) tras el acto, antes de partir para Washington, donde esta noche ofrecerá un discurso ante el Instituto del Caucus Hispano del Congreso (CHCI) con motivo del comienzo del Mes de la Herencia Hispana, donde también participará el presidente, Barack Obama. Clinton no dejó de atacar a Trump por su estilo grandilocuente y excesivo.

"Lo confieso, nunca seré el showman que mi oponente es y eso está bien. Pero yo voy a cumplir para ustedes y sus familias", dijo Clinton en el acto, de apenas 20 minutos de duración.

"¿De verdad vamos a poner al frente del país a un elemento peligroso?", ironizó Clinton en referencia a Donald Trump.

En la mañana de ayer, en un encuentro con periodistas en Washinton, Maya Harris, una de las asesoras políticas de Clinton, sostuvo que el regreso a la campaña se produjo "porque (la candidata) cree que no hay un minuto que perder".

Una de los aspectos positivos del descanso obligado, comentó, fue que la ex secretaria de Estado tuvo oportunidad de "afinar el argumento final que presentará a los votantes en estas semanas de cierre".

"Piensa que hay mucho en juego en estas elecciones; realmente no quiere ni tomarse un momento de descanso porque quiere asegurarse de dejar claro todo lo que implican estas elecciones, cuál es su compromiso y su misión en comparación con lo que se cuenta desde el otro lado", aseguró Harris a EFE.

La carrera presidencial ingresó así en la recta final con actos de campaña diarios y el inminente inicio de los debates presidenciales televisivos, que dada su gran audiencia marcarán la dinámica de las próximas semanas.

El primer debate entre Clinton y Trump tendrá lugar el lunes 26 en la Hofstra University de Long Island (Nueva York), al que seguirán el de San Luis (Misuri) del 9 de octubre y el último, el 19 de octubre, en Las Vegas.

Un 4% de crecimiento

Donald Trump propuso establecer una meta de crecimiento anual de 4 % en Estados Unidos y dijo que sus planes de recortar impuestos, derogar regulaciones y reformar la política exterior permitirían crear 25 millones de puestos de trabajo en una década. El candidato dijo en un discurso en el Economic Club de Nueva York que espera que la Reserva Federal mantenga bajas las tasas de interés lo que resta del año, y tal vez incluso no las suba.

Fuente: Agencias

Populares de la sección