Hillary Clinton volvió a escena y señaló al FBI por su derrota en las elecciones

Si bien asumió su propia responsabilidad por haber perdido contra Trump, también acusó a James Comey de colaborar en que eso sucediera
La excandidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, criticó al director del FBI, acusándolo de hacerla perder las elecciones.

La exprimera dama asumió "toda la responsabilidad" de su derrota en una entrevista con CNN. También aplaudió el trabajo de su equipo de campaña y aseguró que ahora está "lista" para incorporarse a "la resistencia" de gobierno de Trump y participar como "una ciudadana activista".

No obstante, la demócrata dijo estar convencida de que hubiera llegado a la Casa Blanca si el director del FBI, James Comey, no hubiera enviado, a apenas diez días de las elecciones, una carta a los congresistas sobre las presuntas investigaciones sobre su uso indebido del correo electrónico cuando era jefa de la diplomacia.

El director del FBI, James Comey, defendió su investigación a la excandidata presidencial y aseguró que "tomaría la misma decisión" si volviera a estar en esa situación, pese al impacto en las elecciones.

"Esto fue terrible, me hace sentir náuseas pensar que pudimos haber tenido algún impacto en las elecciones. Pero tomaría la misma decisión", dijo Comey en una comparecencia ante el Comité Judicial del Senado.

"Haber ocultado (la nueva investigación) bajo mi punto de vista habría sido catastrófico", subrayó Comey.

Antes de enviar la notificación al Congreso, el propio Comey había anunciado en julio pasado en una rueda de prensa que el FBI no presentaría cargos criminales contra Clinton y sus colaboradores porque no había tenido intención de infringir la ley, aunque habían actuado de manera negligente.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó en su cuenta de la red social Twitter a Clinton y apuntó que el director del FBI era "lo mejor que le había ocurrido a Hillary Clinton porque le dio un pase gratis por tantas malas acciones".

Esta es la primera vez que el jefe del FBI defiende en público las decisiones que tomó sobre la investigación a Clinton.