Hincha baleado: "No sé quién me pegó porque fue de espalda"

Su tía relató a la prensa el diálogo que tuvo el barrabrava con su padre

El hincha baleado este domingo en un baño de la tribuna Ámsterdam se recupera en el Hospital de Clínicas y habló con su padre, según informó una tía del joven en rueda de prensa. "Papá, no sé nada", le dijo el hincha. "¿Pero estabas amenazado de muerte?", le preguntó su padre. "No, papá, si no conozco, no sé quién me pegó porque fue de espalda", le respondió, según el relato que hizo a la prensa su tía.

"Entiéndanlo bien. Es un cobarde porque lo hizo de espalda", aseguró su tía, quien confirmó que el joven integra un grupo de la barrabrava de Peñarol. "Andaba con Los Feos, eso es muy cierto, en la Ámsterdam", dijo. "Es mentira que le habló (el agresor); fue de espalda", destacó la mujer en entrevista con los canales 4 y 12.

La tía fue consultada por los periodistas sobre si su sobrino había participado en hechos similares. "Riñas tenemos todos. La verdad que no sabría decirle. Pero riñas hemos tenido todos", respondió.

Policía lo interrogará

La Policía reunía en la mañana de este lunes los elementos recogidos ayer sobre el ataque con un arma de fuego a un integrante de la hinchada de Peñarol en la tribuna Ámsterdam, para luego concretar el interrogatorio al hombre baleado, que se recupera en el Hospital de Clínicas. Fuentes policiales informaron a El Observador que lo que pueda aportar el herido es fundamental para el avance de la investigación.

Según confirmó a El Observador la directora del Hospital de Clínicas, Raquel Ballesté, el hincha baleado durante el partido de Rampla Juniors y Peñarol "está completamente estable", luego de salir de la recuperación post anestesia. "Salió bien de la operación y más tarde pasará a piso", sostuvo.

El hincha aurinegro recibió dos disparos en uno de los baños de la tribuna Ámsterdam, cerca de la puerta 10, mientras el equipo aurinegro jugaba en el estadio Centenario el primer tiempo del partido contra Rampla Juniors, que luego fue suspendido a causa de este incidente.

El Ministerio de Interior informó que al hincha se le detectó una "herida de bala en el abdomen". El hincha está fuera de peligro. Los policías esperan que su aporte los encamine hacia el autor de los disparos. Aún no hay detenidos por este incidente.

El ataque al hincha de Peñarol se produce luego de una serie de hechos violentos vinculados a ese club. Uno de los líderes de la barra, que integraba la seguridad del club, Wellington Rodríguez Segade, apodado el Tato, fue asesinado el año pasado. Este mes, su viuda, fue secuestrada delante de su hijos en Sayago, asesinada de un disparo e incinerada dentro de un auto que apareció en el barrio Tres Ombúes.

Unas semanas antes, durante los festejos por el 125 aniversario del club, tres hinchas fueron baleados en la plaza de Santa Lucía. La Policía aún no ha identificado a los agresores, que llegaron a la plaza con vestimentas de Nacional. Esa misma noche, hinchas de Peñarol generaron destrozos y robos en Pocitos, donde se concentraron para festejar. Dos hombres que tenían objetos robados fueron procesados con medidas sustitutivas a la prisión.


Populares de la sección