Hincha se negó a señalar a quiénes le pidieron que guardara banderas robadas, dijo la jueza

Ante la Policía había señalado a dirigentes del club pero en la Justicia se desdijo

El hincha de Nacional procesado sin prisión por receptación por ocultar en su casa más de 30 banderas de Peñarol robadas, se negó a decir ante la Justicia quién o quiénes le habían pedido que las guardara, afirmó la jueza Dolores Sánchez. Según publicó El Observador, y confirmó la fiscal del caso, Mónica Ferrero, el hombre había dicho ante la Policía que fue un dirigente del club quien le solicitó que retirara las banderas de la sede del Club Nacional de Fútbol con la finalidad de cortar las provocaciones con el equipo rival, sin embargo en la sede judicial se desdijo.

En el auto de procesamiento, la jueza afirmó que el indagado declaró que "luego de los incidentes de Santa Lucía, arregló para que le llevaran a su casa -negó decir quién o quienes- un bolso con más de 30 banderas del Club Peñarol, con la finalidad de cortar las provocaciones con el Club rival, y que iba a incinerar". La jueza señaló que el indagado afirmó que "tal extremo era desconocido por los integrantes de la Comisión de Seguridad".

Sánchez señaló que el procesamiento será sin prisión, porque el delito imputado hacen presumir que no habrá de recaer pena inexcarcelable, ni existe riesgo de que se sustraiga a la Justicia.

Lea también. Seguridad de Nacional ayudó a ingresar bandera de Peñarol robada

La investigación por la que fue procesado el hincha de Nacional, comenzó cuando quedó grabado por las cámaras de seguridad ingresando una bandera de Peñarol al partido entre Nacional y Lanus por la Copa Libertadores. Según se detalla en el dictamen de la fiscal, cuatro encargados de seguridad del club mantuvieron una charla a través de Whatsapp en la que acordaron que feura uno de ellos el que desplegara la bandera durante el partido.

A partir de ese intercambio de mensajes, la fiscal Mónica Ferrero concluyó que la seguridad del Club Nacional de Fútbol ayudó a ingresar la bandera.

El procesado, de 30 años, trabaja en el área de seguridad del club. Según declaró ante la Justicia, el club le paga por su trabajo a través del jefe de Seguridad y recibe el dinero por giro en una red de cobranza.

Según declaró el procesado, aquel día eligieron desplegar la bandera con la inscripción "Club Atlético Peñarol una pasión sin límite" porque "era la más conocida, porque tenía un prestigio en la Tribuna de Peñarol", consigna el auto del procesamiento. El dueño de la bandera confirmó ante la Justicia que se habían robado del patio de su casa, donde la tenía colgada luego de haberla lavado.



Populares de la sección