Hinchar es vivir, una iniciativa ciudadana contra la violencia en el deporte

La imagen de Obdulio Varela puede encontrarse por varios puntos de la ciudad

Estaban colocando uno de sus dibujos en la rambla cuando un niño se les acercó. Sus ojos delataban su intriga, pero no se animó a hablar. Se quedó mirando un rato cómo pintaban la vereda hasta que su madre les preguntó qué hacían. El grupo le contó su iniciativa y el niño se sumó a la actividad.

Hace unos meses, un grupo de activistas -que se definen como hinchas de fútbol- decidió comenzar una campaña para combatir la violencia en los encuentros deportivos. "Cansados por la situación que vive el deporte, decidimos dejar de hablar y de quejarnos para hacer algo", contó el diseñador gráfico Willy De Bellis a El Observador.

La idea surgió mientras trabajaba, juntos con unos colegas, en su taller con el hidrolavado, una técnica publicitaria ecológica que dura menos de dos semanas y se borra con el agua.

"Estábamos hidrolavando paredes con un grupo de diseñadores y dibujantes cuando nos dimos cuenta de que podríamos hacer afiches para contar lo que sentimos. Enseguida empezamos a buscar una imagen que representara el fútbol", contó De Bellis.

Luego de probar distintos diseños, decidieron unir una conocida imagen del capitán de la selección que ganó el Mundial de 1950, Obdulio Varela, con la frases "Hinchar es paz" e "Hinchar es vivir".

Los stencils con su figura parecen pintados, pero en realidad están hidrolavados con agua no potable.

Con un mensaje sutil "quisimos demostrar que los hinchas somos nosotros y no los pocos que no miran los partidos y que van a pelearse al estadio", dijo De Bellis a El Observador.

Para que su iniciativa no estuviese vinculada con una empresa, el grupo decidió juntar por su cuenta el dinero para los materiales. Además, empezaron a utilizar agua de lluvia y no pintura, para así evitar la contaminación de los químicos.

Hasta el momento se colocaron 60 afiches con el objetivo de "generar conciencia y volver a despertar el genuino sentimiento del uruguayo futbolero que suele disolverse en un abrazo de gol interminable", declaró De Bellis.

"Dejar una huella"

Desde hace dos semanas, el grupo se reúne con distintas figuras del deporte, de la música y de la televisión para comunicar y fomentar su iniciativa

Al igual que el exfutbolista Nicolás Olivera en el Estadio Franzini, Martín Ligüera y el segundo capitán de Los Teros, Alejandro Nieto, dejaron "su huella" por distintos rincones de Montevideo.

Las intervenciones son visibles por 18 de Julio, el Estadio Centenario y la rambla entre Barrio Sur y Pocitos.

El exfutbolista, Nicolás Olivera, se unió a la campaña y "dejó su huella" frente al Estadio Franzini, al igual que Jorge Piñeyrúa, Martín Liguera y el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla.

Embed

El comentarista deportivo, Alberto Sonsol, el conductor televisivo Jorge Piñeryrúa y el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, también participaron de la iniciativa.


Populares de la sección