Hollywood y una nueva polémica: pretende alquilar filmes el mismo día del estreno

Una alternativa para capturar al público que no frecuenta las salas de cine
Screening Room (sala de proyección, en inglés) es el nombre de una nueva iniciativa impulsada por Sean Parker, un empresario abocado al mundo del software y la tecnología, fundador de Napster -un servicio de distribución de música online- entre otros servicios. Según explicó Parker al sitio de noticias de espectáculo Variety, este nuevo emprendimiento buscará ofrecer películas de estreno para consumo en un domicilio el mismo día del lanzamiento en los cines.

Todavía en fase inicial, el plan de Screening Room brindaría estrenos de cartelera en casas durante 48 horas por un precio de 50 dólares la película.

Además en la primera oportunidad que los usuarios soliciten el servicio deberán abonar 150 dólares para suscribirse a la aplicación y acceder a la tecnología doméstica de Screening Room la cual, según sus impulsores, tendrá un eficaz sistema antipiratería.

Hollywood alza la voz

Al darse a conocer la noticia de la existencia de este proyecto, enseguida comenzó el debate en los círculos más influyentes del séptimo arte y diferentes directores y productores de Hollywood mostraron su apoyo o rechazo a las ideas de Screening Room.

Así, cineastas de la talla de Steven Spielberg, Peter Jackson, J.J. Abrams, Brian Grazer y Ron Howard mostraron su respaldo a esta iniciativa de acuerdo con lo difundido por varios medios estadounidenses en los últimos días.

"El modelo de Screening Room es justo, equilibrado y provee un valor significativo para toda la industria que amamos. Hacemos películas para la gran pantalla y para que las vean la mayor cantidad de gente posible. Screening Room proporciona exclusivamente esa solución", dijo el realizador Peter Jackson, en una entresvista con The Hollywood Reporter.

Otro de los argumentos utilizados por los defensores de la aplicación se basa en que esta nueva forma de consumir películas de estreno se enfoca en captar espectadores que, hoy por hoy, no acuden voluntariamente al cine.

La oposición

En el bando contrario, los directores Christopher Nolan y James Cameron así como el productor Jon Landau mostraron su rechazo al plan de Sean Parker.

En un comunicado conjunto, Landau y Cameron expresaron su compromiso con la "experiencia sagrada" de ir al cine.

"Para nosotros, desde un punto de vista creativo y financiero, es esencial que las películas se ofrezcan exclusivamente en los cines en su estreno inicial. No entendemos por qué la industria querría proporcionar al público un incentivo para saltarse la mejor forma de experimentar el arte en el que trabajamos tan duro para crear", añadió la nota.

Por el momento el proyecyo apenas se está gestando, y que grandes figuras de Hollywood debatan en torno a él es sin dudas beneficioso para que puede ser considerado como relevante y termine por concretarse o de caer por su propio peso.

Fuente: En base a EFE

Populares de la sección