Homenaje a Líber Seregni, el hombre que pensaba "en el día después"

Legisladores de todos los partidos destacaron la trayectoria del fundador del Frente Amplio

Legisladores de todos los partidos políticos recordaron al fallecido general Liber Seregni, quien este martes cumpliría 100 años.

Seregni fue fundador del Frente Amplio, lo presidió y fue preso por defender sus ideas.

Con la presencia del presidente Tabaré Vázquez, el expresidente Luis Alberto Lacalle, ministros, Javier Miranda -actual presidente del FA-, y diplomáticos, la Asamblea General sesionó para recordar el legado del militar que provenía de una familia colorada.

Las diferencias políticas quedaron de lado por un momento y senadores y diputados recordaron al general fallecido a mediados de 2004.

Seregni murió sin ver al Frente Amplio en el gobierno nacional, logro político que su partido consiguió a fines de ese año con la candidatura de Tabaré Vázquez.

Uno de los elementos más destacados por los legisladores fue la capacidad de Seregni de pensar "en el día después" y el otro, que luchó por la libertad. También se le recordó como una persona "íntegra", "un preso emblemático", un político "de valores", "un constructor" y "un hombre de palabra". Varios marcaron que el general decía lo que pensaba y hacía lo que decía.

Discursos

El senador Marcos Carámbula (Frente Amplio) afirmó que Seregni tenía una "convicción artiguista" y "fidelidad a los principios democráticos".

Marcó que estuvo años preso por oponerse a la dictadura y en prisión "fue humillado, maltratado con vejámenes que no expresó públicamente", y al salir mantuvo su dignidad.

El senador colorado Pedro Bordaberry recordó que en un país polarizado y con violencia política, Seregni fue "un elemento pacificador y un defensor de la institucionalidad".

También marcó su inteligencia y generosidad para negociar en lo que se conoció como el pacto del Club Naval, en el que partidos políticos y militares acordaron condiciones para volver a la vida democrática luego de la dictadura (1973-1985). En esas elecciones hubo candidatos proscritos, entre ellos Seregni y el líder blanco Wilson Ferreira Aldunate.

Carlos Camy y Luis Alberto Heber fueron los senadores que hablaron por el Partido Nacional.

Camy dijo que Wilson pedía por la libertad de Seregni y lo llamaba "el preso emblemático".

Destacó que el general, al ser liberado, convocó a redoblar la lucha "sin odio y sin resentimiento".

Heber contó que tuvo oportunidad de hablar con Seregni sobre cómo vieron los militares el triunfo blanco de 1959. El presidente del Directorio nacionalista dijo que la libertad de Seregni "era nuestra libertad".

Ambos senadores dijeron que el Partido Nacional "inclinaba sus banderas" en este homenaje.

El senador Pablo Mieres (Partido Independiente) fue uno de los que estuvo en el cruce de bulevar Artigas y bulevar España, donde estaba el apartamento de Seregni y su esposa Lili Lerena, el día que lo liberaron de la cárcel.

Seregni "fue un demócrata convencido", dijo Mieres.

El último en hablar fue el senador Rafael Michelini (Frente Líber Seregni) quien recordó anécdotas de encuentros de su padre Zelmar con el general Seregni y él de niño yendo a esas reuniones.

Michelini señaló que cuando no estaba claro que el ejército respetaría la ley en 1959 cuando ganó el Partido Nacional, "ahí estaba el entonces coronel Sergni para que las Fuerzas Armadas no se apartaran de su mandato constitucional".

También afirmó que "el día que las balas y las armas sean un elemento decorativo, ese día habría triunfado el general Seregni".

Cuando estaba terminando la sesión, por el parlamente de los pasillos del Parlamento se pedía insistentemente a los legisladores ingresar a sala para sostener el quorum.


Populares de la sección