Homicidio de Carrasco pone al 911 en el centro de la polémica

El ministro Bonomi advirtió que "no es conveniente" resistirse ante un rapiñero armado

Ante el cuestionamiento por la demora en la respuesta del 911 en el caso del hombre que fue asesinado en Carrasco Norte en un intento de rapiña, el Ministerio del Interior defendió la actuación de la Policía e informó que desde que se le dio cuenta del hecho el primer móvil llegó al lugar tras 4 minutos y 30 segundos.

El homicidio de Heriberto Prati Pittaluga, ocurrido en momentos en que junto a su esposa dejaba en su casa a una amiga y ésta fue víctima de intento de rapiña cuando descendía del auto de la pareja, generó siete llamadas al servicio 911. El hombre, de 56 años de edad, intentó defender a su amiga, María Laura Methol, y recibió un disparo en la cabeza que lo mató en el acto en la calle Horacio Acosta y Lara esquina Celedonio Nin y Silva.

La primera comunicación con el 911 fue a las 00:17 del sábado. Contando desde esa llamada, el tiempo de respuesta de la Policía fue de 7 minutos y 30 segundos y si se contabiliza desde que se dio cuenta al primer móvil que concurrió al lugar pasaron 4 minutos y 30 segundos, según datos del Ministerio del Interior.

Methol, en una carta pública que difundió el sábado en la red social Facebook, criticó la demora en el tiempo de respuesta del servicio 911 que, según la mujer, "para variar no atendía". Según su relato, la empresa de seguridad privada que tiene contratada en su casa y la Policía "llegaron a los 10 minutos y la ambulancia y a los 20 o 25 minutos".

El Centro de Comando Unificado del Ministerio del Interior, servicio del que depende el 911, elevó un informe sobre la actuación en el caso al director nacional de Policía, Mario Layera.

Una fuente policial dijo a El Observador que el primer móvil que llegó al lugar tras el homicidio de Prati Pittaluga se encontraba a 20 cuadras. Agregó que para eventos prioridad uno como éste, el tiempo de respuesta promedio se ubica entre los cinco y los diez minutos. Según el Ministerio del Interior, entre las 00:07 y las 00:27 del sábado el 911 recibió un total de 46 llamadas lo que generó cierta "demora" en atender algunos casos.

La jueza que tiene a su cargo la investigación del homicidio de Prati Pittaluga, María Noel Odriozola, dijo a El Observador que el caso está en etapa de "plena innvestigación" a nivel policial y señaló que hasta ayer no se había producido ninguna detención. En principio el principal sospechoso es un hombre que vive en un asentamiento cercano.

No resistirse

Consultado sobre el homicidio de Carrasco Norte, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo ayer en el programa radial En Perspectiva: "Muchas veces dije, aquel que lo están rapiñando de forma armada con un arma a la vista, me parece que no es conveniente resistirse". "A mí me llama poderosamente la atención, en los últimos días robos chicos, pequeños, y que terminan pégandole un tiro en la cabeza (a la víctima). Es increíble, ¿en qué cabeza pasa eso? En esa situación me parece que no conviene la resistencia", añadió.

Bonomi se refirió a los casos en que las víctimas se enfrentan con un arma a un delincuente. "El que no es delincuente duda (de si tirar o no), y cuando duda, tira primero el delincuente", dijo y concluyó que el enfrentamiento "tiene malos resultados".

En tanto, Christian Mirza, nexo entre el gobierno y los exreclusos de Guantánamo, publicó una carta en Facebook en su condición de vecino de la zona donde se produjo el homicdio. Indicó que como militante frenteamplista se siente "corresponsable" por lo que hace el gobierno y dijo que en materia de seguridad la administración "no parece dar en el blanco".


Populares de la sección