Hospital de San José con operaciones atrasadas desde hace cuatro años

Médicos aseguran que hay 200 intervenciones en espera

Cuatro ginecólogos y el jefe del servicio del hospital de San José –donde nace un niño por día– presentaron su renuncia y dejarán de hacer guardias desde hoy si las autoridades no encuentran soluciones a la falta de recursos humanos. Como consecuencia de la escasez de pediatras, anestesistas y ginecólogos, la maternidad de la institución se ha vuelto insegura.

El proceso de trabajo de parto puede durar varias horas, a veces alcanza las 20. En el Hospital de San José a determinada hora de la guardia se quedan sin anestesista, pediatra o ginecólogo y por esa razón deben decirle a las usuarias que no las pueden asistir y las trasladan a otros centros asistenciales. Eso ha producido que tengan que asistir partos en ambulancias, a pesar de que es un factor de riesgo de complicaciones.

Sin embargo, desde la Gremial Médica de San José aseguran que la falta de recursos humanos es un problema que no se ciñe a esa especialidad y que se arrastra desde hace al menos cinco años, lo que lleva a que tengan un atraso de cerca de entre 190 y 200 cirugías.

"Desde hace varios años estamos arriesgando mucho", sostuvo el secretario general de la Gremial Médica de San José y parte del servicio de otorrinolaringología del hospital, Rodrigo Ibarra, en la Comisión de Salud del Senado el pasado martes.

"En el servicio de Otorrinolaringología hay cirugías atrasadas entre tres y cuatro años. En este servicio se opera a muchos niños. Si nosotros indicamos cirugía a menores de tres o cuatro años, cuando los vayamos a operar van a tener 7, 8 o 10 años", agregó.

El jefe del servicio, Roberto Ibarra, indicó a El Observador que esa es la realidad, que muchas veces lleva a que los niños tengan secuelas por la demora en la asistencia. Un ejemplo es que el paladar elevado obliga a que se les deba realizar un tratamiento de ortodoncia luego de la cirugía que no es gratuito para los usuarios de salud pública.

"Cuando se opera temprano, no es necesario. Después las mordidas de los niños no son tan patológicas", dijo. Otra de las consecuencias posibles es la mayor prevalencia de infecciones en la garganta que pueden producir infecciones en otros órganos, como infecciones pulmonares, renales o de corazón, explicó Ibarra.

Las operaciones que demoran en ser coordinadas son las que no son de urgencia. En la mayoría de los casos que requieren una intervención rápida se realizan traslados a Montevideo, unos 92 kilómetros que –según el secretario de la gremial– tienen un costo de al menos $40.000 cada uno.

Situación generalizada

"Hay multiples carencias de recursos humanos. Es un factor bastante importante, en distintos ámbitos y especialidades y es más preocupante cuanto más lejos de la capital se está", dijo a El Observador el presidente de la Federación Médica del Interior (FEMI), José Pedro Ibargoyen.

Explicó que muchas veces lo que ocurre es que se suspenden períodos de coordinación en los momentos del año donde hay faltas de especialistas, pero que "no está bueno que se produzcan demoras tan largas", dijo.

El Sindicato Anestésico Quirúrgico emitió un comunicado días atrás en el que sostiene que lo que ocurre en San José no es una excepción, sino que por el contrario, la falta de especialistas existe en varios hospitales públicos del país.

"La falta de médicos pediatras, ginecólogos, anestesistas y otras especialidades es una constante que vivimos a diario, principalmente en el interior del país, lo que no es justo ni para los usuarios ni para nuestros colegas que no pueden desarrollar su trabajo en ámbitos seguros", expresa el comunicado.

En ese sentido, el director de la unidad de relaciones laborales de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Fernando Rovira, aseguró a El Observador que a partir de una reunión que mantuvieron con FEMI el pasado jueves, comenzarán a tener un "ámbito permanente de diálogo". Esta semana, desde la gremial le enviarán un relevamiento con las dificultades en el interior que será analizado por ASSE para resolverlas.

Pediatras en Florida con renuncia en puerta

Unos 20 pediatras que trabajan en la Cooperativa Médica de Florida tienen su renuncia firmada desde hace algunos días y están dispuestos a presentarla si la mutualista continúa con los regímenes de trabajo actuales, que los lleva a, por ejemplo, estar de guardia de retén pero a su vez atendiendo en policlínica.

Según explicó a El Observador el pediatra Mario Romero, los especialistas consideran que la calidad de atención no es buena y realizaron varias propuestas que la empresa aceptó, pero nunca puso en práctica. Una de esas propuestas fue que exista una doble guardia de Emergencia, algo que se iba a implementar. A raíz del conflicto, la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP) emitió un comunicado respaldando la decisión de sus colegas.

El miércoles pasado, el conflicto entre los pediatras y la empresa fue derivado a la Dirección Nacional de Trabajo, a pedido del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) para que el ministerio intervenga en el conflicto. En esa instancia la empresa presentó una serie de alternativas pero "aún las posibles soluciones son insuficientes", según explica un comunicado publicado en la página web del gremio de los médicos.


Populares de la sección