HP compra el negocio de impresión de Samsung por US$1.050 millones

La operación supone la mayor adquisición desde su separación de Hewlett-Packard Enterprise el año pasado
Después de varias jornadas de rumores y especulaciones, HP ha cerrado finalmente este lunes un acuerdo para la compra del negocio de impresión de Samsung por US$ 1.050 millones (935 millones de euros), según anunció la compañía en un comunicado.

La operación, que se prevé que se cierre en el plazo de un año y que todavía está pendiente del visto bueno de las autoridades regulatorias, supone la mayor adquisición de HP desde su separación con Hewlett Packard Enterprise a finales del año pasado. Un movimiento inédito en Wall Street y por el que la compañía segregó sus divisiones en dos empresas: por un lado HP, que agrupa los negocios de ordenadores personales e impresoras, el buque insignia de la firma durante más de 30 años, y por otro Hewlett-Packard Enterprise, enfocado a soluciones tecnológicas y servicios a empresas.

Según señala en su nota, la adquisición permitirá a HP crecer en el negocio del hardware y fortalecer su cartera de productos en lo referente a la impresión láser, en un momento en el que la firma vive un profundo proceso de reestructuración. Los malos resultados cosechados por HP, cuyos ingresos cayeron un 14% en el último trimestre (abril-junio), hasta los US$ 4.420 millones, han llevado a la compañía a poner en marcha un plan de despidos que afectará a 3.000 empleados y que se prevé que concluya antes de fin de año.

Como parte del acuerdo, Samsung se compromete a invertir entre US$ 100 y US$ 300 millones en el negocio de impresión de HP. Asimismo, el fabricante anunció que la compañía fundada por Bill Hewlett y David Packard será su proveedor de impresoras y que permanecerá operando en el mercado surcoreano bajo su propia marca.

Desinversión de Samsung

La decisión de Samsung, que este mes atravesó momentos duros al tener que suspender el lanzamiento y paralizar las ventas de su nuevo teléfono estrella, el Galaxy Note 7, después de detectar problemas con la batería, responde a la intención de la compañía de centrarse en sus principales líneas de negocio como televisores y smartphones.

Y es que aunque Samsung es líder mundial de teléfonos inteligentes, televisores y chips de memoria, no tiene una posición tan relevante en el área de impresoras donde está por detrás de compañías como HP, Canon y Epson. Según IDC, la compañía es quinta del ranking mundial con una cuota del mercado del 5%.

En 2014, la compañía inició un proceso de desinversiones por el que se desprendió de sus participaciones en cuatro filiales químicas y del sector de defensa, por las que obtuvo un total de US$ 1.680 millones (1.500 millones de euros).


Fuente: Expansión.com

Populares de la sección